CONSERVACIÓN AVES

Cambios en los paisajes agrícolas pueden beneficiar a las aves, según estudio

  • Cambios en el paisaje inducidos por el hombre “no siempre conlleva pérdidas de biodiversidad”.

Cambios en los paisajes agrícolas pueden beneficiar a las aves, según estudio Vista general de las marismas en el coto de Doñana. EFE/BALLESTEROS

Los cambios en la configuración de los paisajes agrícolas pueden facilitar el acceso a recursos críticos para las aves y favorecer su presencia en zonas humanizadas, según un estudio publicado en la revista "Plos One".

La investigación, llevada a cabo por un equipo de jóvenes investigadores de la Estación Biológica de Doñana que pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y con el apoyo de SEO/Birdlife, se ha centrado en el estudio de un ave insectívora nocturna, el Chotacabras Cuellirrojo.

Según este estudio, los cambios en el paisaje inducidos por el hombre generalmente “ocasionan la degradación de los hábitats naturales y la desaparición de las especies”, aunque SEO/Birdlife apunta en un comunicado que “no siempre conlleva pérdidas de biodiversidad”.

Las transformaciones moderadas pueden favorecer la presencia de aves que diariamente utilizan ambientes diferentes para subsistir: “a medida que se reduce la distancia entre los distintos tipos de hábitats utilizados por una especie, lo hacen también los riesgos y la inversión energética asociados al desplazamiento”.

El autor principal del estudio, Carlos Camacho, explica que “no todas las especies responden de forma negativa a la transformación del hábitat…, algunas pueden incluso verse beneficiadas por el manejo agrícola así que, si llegamos a comprender las bases del ‘éxito’ de estas especies, podremos diseñar directrices de gestión que actúen como elemento conciliador entre agricultura y conservación”.

Para llevar a cabo el análisis, se analizaron los desplazamientos diarios del Chotacabras Cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis) para acceder a sus zonas de nidificación, alimentación y descanso en áreas próximas dentro y fuera del Espacio Natural de Doñana y la conclusión fue que, los que se producían en el área manejada, necesitaban un menor esfuerzo diario.

Seo/Birdlife apunta que los espacios protegidos constituyen una prioridad en términos de conservación pero, actualmente, son los paisajes agrícolas los que albergan la mayor parte de la biodiversidad mundial y, por ello, “la conservación de las especies pasa por considerar también las zonas transformadas”.

“Desafortunadamente, los efectos positivos del manejo agrícola han sido rara vez reconocido por los ecólogos y los científicos aún desconocen en gran medida la contribución relativa de cada tipo de manejo a la conservación de la biodiversidad“, añade.

Los resultados del trabajo concluyen que los efectos negativos de la transformación agrícola podrían atenuarse siguiendo directrices “orientadas a manipular la disposición espacial de los usos del suelo, pero no la superficie total dedicada a cada uso”.

“De este modo, conseguiríamos facilitar el acceso a múltiples hábitats diferentes desde los puntos de reproducción de aves sin reducir necesariamente la producción agrícola”, explica Camacho




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies