CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático propiciará incendios más intensos y difíciles de extinguir

El cambio climático propiciará incendios más intensos y difíciles de extinguir Foto cedida por la UNED de una zona de pinares afectada por la sequía. EFE

El cambio climático cambiará el régimen de los incendios forestales, que serán de mayor intensidad y de difícil extinción, y comprometerán seriamente las economías rurales y la recuperación de los bosques mediterráneos, según una investigación publicada en la revista Ecological Monographs de la Sociedad Americana de Ecología.

En el estudio internacional, coordinado por el investigador Víctor Resco de Dios, de la Universidad de Lleida, han participado además investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), de la Western Sydney (Australia) y de la holandesa de Utrecht.

Tres millones de hectáreas en quince años

Incendios investigación 2

Foto cedida por la UNED. De izq. a dcha. los investigadores: Matthias Boer, Rubén Díaz-Sierra, Víctor Resco. EFE

Europa ha perdido más de tres millones de hectáreas de bosque mediterráneo en los últimos 15 años de acuerdo a los datos del Joint Research Centre de la Unión Europea recogidos en el estudio, cifra que refleja el actual momento clave para el futuro de los bosques mediterráneos.

El aumento de las temperaturas, la falta de lluvias y las sequías, consecuencias del cambio climático, favorecerán la propagación de incendios forestales.

Durante 2017, se quemaron en España 174.788 hectáreas, lo que le convirtió en el peor período en incendios en una década y el primero desde 2013.

“Los efectos de degradación y deforestación que vemos en los incendios y la intensificación de los efectos del cambio climático”, son algunos de los factores que llevaron a emprender la investigación, asegura a Efe Resco de Dios.

Deforestación a gran escala

Esa transformación del régimen de incendios provocará episodios de deforestación a gran escala, que cambiarán profundamente la estructura de la vegetación a lo largo de los próximos años.

“Ya estamos viendo una transformación en las características de estos fenómenos”.

Por ejemplo, ha añadido, “los fuegos en bosques de media montaña, tradicionalmente de baja intensidad y fáciles de apagar, están adquiriendo una intensidad que puede superar nuestra capacidad de extinción”.

La vegetación (el combustible, como lo denominan los investigadores) está cada vez más seca y, por lo tanto, es más propensa al fuego.

“Si la cantidad de árboles que han sufrido falta de agua en bosques de media o alta montaña sigue aumentando en los próximos años, podemos encontrarnos con incendios aún más graves que los de la década de los 80”, ha sostenido el investigador de la Universidad de Lleida.

La gran masa boscosa de los Pirineos

Esta situación podría presentarse, por ejemplo, en la zona de los Pirineos donde existe una gran masa boscosa y donde la propagación de los incendios sería muy rápida, ha explicado.

“Esto comprometería seriamente las economías rurales y la estructura de nuestra vegetación”.

Quercus y hayas lo tendrán difícil

Además, cabe esperar que la capacidad de recuperación de los bosques mediterráneos disminuya durante este siglo con especies como los quercus (robles, encinas, alcornoques) y las hayas, que tendrían mayores dificultades para rebrotar por los efectos combinados de falta de agua y el fuego, ha indicado el profesor de Física Matemática y de Fluidos de la UNED, Rubén Díaz Sierra.

“Esto se conoce como el síndrome del agotamiento del rebrote, y se produce cuando un árbol que ya ha sufrido escasez de agua por la sequía, pierde su capacidad volver a crecer después de un incendio”.

El estudio concluye que no existe suficientes evidencias en la literatura científica que indiquen que algunas especies son más inflamables que otras.

El pino, muy afectado por los incendios

“Calificar al pino de especie pirófita (que promueve el fuego) es absurdo ya que la gran mayoría de especies de pinos mueren tras el incendio y son incapaces de regenerar posteriormente, ha manifestado Resco de Dios, también presidente del Colegio oficial de Ingenieros Forestales de Cataluña.

“¿Cómo va a promover los incendios una especie que no es capaz de sobrevivirlos?”, ha asegurado, y ha explicado que los pinos “guardan” sus semillas en las piñas alojadas en la parte más alta del ejemplar, cuando el fuego llega a sus ramas, éstas se desprende y se esparcen. El pino es una especie “muy afectada por los incendios. La superficie con pinos antes, en escala geológica, era aún mayor”.

El hombre ha favorecido tradicionalmente los robles, el “récord polínico nos señala que donde había pinos ahora hay robles y especies que han rebrotado tras un incendio”.

En la fase inicial, el análisis abarca un estudio sobre cómo una sequía previa afecta a la recuperación de las diferentes especies de quercus tras un incendio en el bosque mediterráneo con la influencia de los efectos del cambio climático.

De ahí la importancia de saber cuáles son las especies más propicias para la reforestación en los bosques mediterráneos.

Estudio multidisciplinar

El estudio lo inició el estudiante Asaf Karavani, del Máster Erasmus Mundus Gestión Forestal y Recursos Forestales en el Mediterráneo de la Universidad de Lleida, coordinado por Resco de Dios, y a él se unieron Matthias Boer y Mara Baudena, de la universidad de Utrech; Carlos Colinas y Jesús Pemán, del Departament de Produccio Vegetal i Ciencia Forestal de la Universitat de Lleida; Rubén Diaz-Sierra de la UNED; Luis Martín, de la Universidad de Zaragoza; y Álvaro Enríquez-de-Salamanca, de la UNED.

La investigación se enmarca dentro del Máster de la Universidad de Lleida y está financiado por el Ministerio de Economía. Efeverde




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies