El cambio climático moviliza a miles de estudiantes belgas

CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático moviliza a miles de estudiantes belgas

El cambio climático moviliza a miles de estudiantes belgas Miles de estudiantes belgas en la manifestación contra el cambio climático. EFE/Javier Monteagudo

La quinta manifestación en lo que va de año ha convocado este jueves a miles de estudiantes en las calles de Bruselas para exigir al Gobierno que tome medidas que contrarresten los efectos del cambio climático.

“Si falto a clase es porque el planeta se seca” o “¿Para qué me sirve estudiar la conjugación de los verbos en futuro si no voy a tener?” son algunos de los enunciados que podían leerse en las pancartas de los estudiantes, que no perdían ninguna ocasión de corear al unísono cualquier proclama a favor de un mundo más verde.

Estudiantes frente al cambio climático

estudiantes

Manifestación estudiantil para exigir al Gobierno que tome medidas que contrarresten los efectos del cambio climático, hoy en Bruselas. EFE/ Javier Monteagudo

La concentración, en la que se congregaron más de 11.000 personas, según datos ofrecidos por la Policía, salió desde la estación del Norte y concluyó en la estación de Midi.

Una hora antes, el tranvía que conecta estas dos localizaciones ya iba repleto de estudiantes entonando canciones como la francesa “Aux arbres citoyens” (A los árboles, ciudadanos), de temática ecológica, o la canción partisana italiana “Bella ciao”.

Las organizadoras de la manifestación, Anuna De Wever y Kyra Gantois, son dos estudiantes de Amberes (en el norte de Bélgica) que colgaron un vídeo en las redes sociales a finales de diciembre para llamar a la acción contra el cambio climático, con la sorpresa de que se apuntaron miles de personas.

Nueva generación climática

Al término del recorrido, De Weber, de 17 años, y Gantois, de 19, improvisaron un discurso en el que se presentaron como la nueva “generación climática” que lucha por su futuro, ya que, afirmaron, las temperaturas que se están alcanzando este mes en Bélgica, con 15 grados centígrados en los termómetros este jueves, “no son normales”.

“¿A qué estáis esperando? ¡Poned las cosas en orden!”, exigieron las dos jóvenes a los políticos del país en una reivindicación que han apoyado en una carta abierta más de 3.200 científicos y académicos belgas.

Antón, un estudiante belga de 17 años con ascendencia gallega, explicó a Efe que el objetivo de la manifestación es “hacer presión” para que el próximo Gobierno belga que resulte de las elecciones generales del próximo mayo contemple entre sus prioridades la lucha contra el cambio climático.

Dependencia de la energía nuclear

Entre otras reivindicaciones, los estudiantes piden que se impulsen las energías renovables para no depender tanto de las centrales nucleares, destacó Antón, sujetando una pancarta contra la cantidad de gases contaminantes que emiten los automóviles.

Laszlo y Louis, dos estudiantes de 17 años que residen en Bruselas, acudieron a la concentración como cada jueves desde principios de enero porque consideran que “es importante alzar la voz frente al cambio climático”.

“Queremos que los políticos nos escuchen porque en Bélgica no se está haciendo lo suficiente para combatir el calentamiento global”, afirmaron en la misma semana en que la Comisión Europea hizo público el ratio de consumo de energías renovables en la Unión Europea (UE).

Esa lista sitúa a Bélgica en el pelotón de cola de los Veintiocho, con un 9,1 % en 2017 frente al 13 % que se le exige para 2020, lejos del 54,4 % marcado por Suecia o el 35,8 % de Dinamarca para alcanzar un objetivo conjunto en la UE del 20 % en 2020.

Por su parte, Manon, una estudiante universitaria belga, destacó que si antes de 1970 las personas se manifestaban en contra de la guerra, ahora lo hacen para combatir el cambio climático.

“Mientras continúen las guerras que existen en el mundo y sigamos contaminando el planeta, habrá menos agua, más migración y más fenómenos meteorológicos adversos que tenemos que evitar”, subrayó.

La primera de las manifestaciones se celebró el pasado 10 de enero en Bruselas y registró una participación de unas 3.000 personas, cifra que se ha ido multiplicando en las sucesivas convocatorias hasta alcanzar los 12.500, los 35.000 y los 27.500, según la Policía belga. EFEverde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com