CAMBIO CLIMÁTICO

Menos carne y más color en los platos para salvar el planeta

  • El proyecto Livewell aporta “consejos sencillos a los consumidores para adoptar una dieta sana para la gente y el planeta”

Menos carne y más color en los platos para salvar el planeta Pimientos y tomates . WWF

Pequeños cambios en la dieta pueden reducir hasta un 25 % las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la alimentación, una fórmula para frenar el cambio climático que implica comer menos carne y elegir productos más variados y coloridos en el plato.

Es la principal conclusión del proyecto europeo “LiveWell for LIFE”, que la organización conservacionista WWF ha desarrollado en colaboración con profesionales del Hospital Universitario La Paz, organizaciones de consumidores y de productores.

Según esta organización, modificar los hábitos alimentarios actuales es una de las formas más sencillas de afrontar tanto el cambio climático como los problemas de la mala alimentación en el continente europeo.

En conjunto, 1.400 millones de personas padecen sobrepeso, incluidos el 50 % de los europeos, mientras que más de 800 millones de personas en el mundo sufren malnutrición crónica.

La alimentación es responsable de casi el 30 % de las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero de la Unión Europea, los principales gases responsables del cambio climático.

La propuesta de WWF supone pequeños cambios en la dieta, adoptando los principios de LiveWell: comer más vegetales; tirar menos comida -un tercio acaba en la basura-; ingerir menos carne -hay otras fuentes de proteínas y puede ser un complemento y no el ingrediente principal del plato; elegir menos alimentos procesados -consumen más recursos para su producción y contener mucha azúcar y grasas- y más alimentos certificados.

Para llegar a esta propuesta, se ha analizado la huella de carbono de los distintos grupos de alimentos, y se ha reajustado su abundancia en la dieta hasta alcanzar esa rebaja del 25 % de emisiones, manteniendo el equilibrio nutricional típico de una dieta mediterránea tradicional en España.

Durante el acto de presentación, WWF ha presentado también una propuesta de menú navideño sano y sostenible que incorpora estos principios, sin renunciar a clásicos como el cordero asado o los dulces navideños.

Con ello, la organización pretende destacar que incluso en un momento de “excesos” como la Navidad, se pueden elaborar platos más sostenibles y saludables manteniendo la variedad y el placer de comer.

La única forma de asegurar alimentos sanos y nutritivos para una población mundial creciente en un escenario de cambio climático es una dieta sostenible, “respetando los recursos naturales de los que dependen la agricultura y la pesca”, ha asegurado la coordinadora de agricultura de WWF España, Celsa Peiteado.

El proyecto Livewell aporta “consejos sencillos a los consumidores para adoptar una dieta sana para la gente y el planeta”, ha recalcado. EFE

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies