Las altas temperaturas afectan a las carreteras y los raíles de tren

OLA CALOR

Las altas temperaturas afectan a las carreteras y los raíles de las vías de tren

Las altas temperaturas afectan a las carreteras y los raíles de las vías de tren Vista de una carretera con grietas/Imagen de ARCHIVO/EFE/José Pedrosa

Las olas de extremo calor como la que se está produciendo estos días en España y Europa afecta también a las carreteras, en las cuales se pueden producir grietas por lo que es necesario reducir la velocidad, mientras en las rieles de las vías de tren se pueden producir "garrotes".

Así lo ha explicado a EFE el presidente de la Asociación Española de Transportes, José María Pérez Revenga, quien ha señalado que esas alteraciones se producen en todas las infraestructuras viarias, menos en las de los aeropuertos que “están construidas con hormigón, y es un tema diferente”.

Los firmes de las carreteras se ven afectados por la reverberación del suelo, y todos aquellos firmes totalmente elásticos, que no son tan rígidos como el hormigón, se ven afectados por la ola de calor y ese reblandecimiento puede producir “las famosas rodaduras o grietas en las carreteras”.

Seguridad vial en ola de calor

Por ello, “una de las condiciones para aumentar la seguridad es reducir la velocidad o regarlas con agua para que se evapore el calor que acumulan” para, posteriormente, dar paso a la circulación de vehículos, según Pérez Revenga.

“El asfalto es la capa de rodadura más suave y pequeña, la última capa que se da a las vías, por debajo hay una trinchera, la propia superficie del terreno que se puede mejorar con materiales como grava de cemento o capas especiales que no se vean afectadas sobre todo por el agua, porque es simplemente una transmisión de cargas a través del asfalto”.

La que sufre es la de rodadura, porque es la de menos espesor, según el experto, mientras las otras se caracterizan por una compactibilidad mayor, “están mejor hechas”.

La capa de asfalto depende del clima

El grosor de la capa de asfalto depende del clima, “todos los áridos que se añaden a la mezcla son especializados” de tal manera que en zonas de mucho frío o calor no se vean afectados.

“Se estudia dónde poner una u otra capa de rodadura”, aunque actualmente en “las llamadas zonas frías de España se están alcanzando temperaturas por encima de los 39 y 40 grados”, cuestión que nadie lo puede prever, según Pérez Revenga, por lo que es probable que alguna zona de carretera o autopista “pueda tener alguna incidencia”.

Y aunque hoy en día los asfaltos y el negro que se pone en las carreteras “es bastante bueno y su drenaje ha mejorado muchísimo, se pueden producir las grietas, por lo que la reducción de velocidad evita que se levante el asfalto y la propia rodadura se lo lleve”.

El problema se produce “más por el agua que por calor”

En cuanto a las vías de tren, el problema se produce más por el agua que por el calor, porque la humedad puede afectar al terreno donde va asentada la vía.

A partir del suelo “se levantan los terraplenes o los taludes de las trincheras, la problemática es la misma que en las carreteras porque es un tema de terreno”.

Sin embargo, “cuando una trinchera no está bien diseñada o hay deslizamientos o arcillas expansivas, el tema de la humedad es muy complicado. Hay que drenarlo o sacarlo cuanto más mejor”.

Desperfectos en la vía

El problema del calor reside en las propias vías, en el hierro del carril, “que antiguamente iba soldado en barras de 36 metros, iban embridadas y ese hueco que quedaba entre las dos barras con mucho calor o mucho frío podía tender a dilatarse o comprimirse”.

Si se comprimía mucho un carril o una sección del carril o una barra con la otra “daba lugar a los garrotes”, desperfectos en la vía debidos a la falta de la alineación longitudinal de ésta. EFEverde

Te puede interesar:

Media España, inmersa en una ola de calor que, de momento, no da tregua

Diez claves de la ola de calor, un episodio “excepcionalmente adverso”




Secciones:                
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com