TIEMPO VERANO

El calor apretará la última semana de agosto hasta que refresque el viernes

calor Un turista se refresca en Córdoba. EFE/Salas

La última semana completa de agosto seguirá apretando el calor en casi toda la península, sobre todo en Canarias y en el valle del Guadalquivir que alcanzarán los 40 grados a partir del miércoles, pero el viernes llega la inestabilidad y con ella una bajada generalizada de las temperaturas.

Los próximos tres días se presentan con tiempo plenamente veraniego, cielos poco nubosos, calor y pocas precipitaciones en la mayor parte del país, con algunas nubes y lloviznas en el Cantábrico y la posible aparición de brumas y bancos de niebla en zonas del interior de la mitad norte y puntos del litoral mediterráneo, según ha informado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

No se descarta además que entre el lunes y el miércoles crezcan nubes de evolución diurna que podrían dejar chubascos tormentosos aislados en el sur de Aragón, norte de la comunidad valenciana y entorno de los Pirineos.

Las temperaturas suben este lunes en general, aunque bajan ligeramente en Andalucía, y además crecen en buena parte del norte y oeste peninsular, una subida que será más intensa en todo el país en la jornada del martes.

En el día de hoy se superarán los 36 grados en la mitad sur peninsular y mañana martes también en la zona centro y cuenca del Ebro, hasta alcanzar los 38 grados en los valles del Guadiana, Tajo y Guadalquivir .

Calor sofocante en Canarias

Sin embargo el calor más sofocante lo tendrán en Canarias, donde al menos hasta el jueves las temperaturas serán muy elevadas debido a la llegada de aire muy caliente y polvo en suspensión procedente de África que harán que el martes y miércoles se superen los 35 o 36 grados en la mayor parte del archipiélago y los 38 o 40 grados en zonas interiores, costas del sur y en especial en Gran Canaria y Fuerteventura.

Las noches serán también muy calurosas en Canarias y las mínimas especialmente altas, sobre todo a partir del miércoles en que se situarán por encima de los 25 grados, e incluso, muy cerca de los 30 en las medianías orientadas al sur y no será hasta el viernes cuando se empiece a notar un alivio de las temperaturas en el archipiélago.

En cuanto al resto de España, el miércoles se espera que sigan subiendo las temperaturas por el sur , donde de nuevo podrían llegar a los 40 grados en el valle del Guadalquivir y a los 36 en el interior de Mallorca (Baleares ), mientras bajan ligeramente por el norte de la península.

Para el jueves próximo se anuncia más calor, si bien la llegada de lluvia a Galicia y al Cantábrico y también tormentas en el entorno de los Pirineos darán paso a un cambio de tiempo notable con más inestabilidad y una bajada generalizada de temperaturas a partir del viernes y durante el próximo fin de semana, con lluvias y chubascos que podrían ser localmente fuertes en el norte, este peninsular y Baleares.

Según ha informado la Aemet, entre pasado mañana y el jueves los termómetros marcarán entre 5 y 10 grados más de lo normal en buena parte del este, sur peninsular y en los archipiélagos, pero el viernes y el sábado próximos se situarán entre 3 y 5 grados por debajo de los valores habituales de finales de agosto, sobre todo en la mitad norte. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com