NATURALEZA CONSERVACIÓN

Cabo de Palos, convergencia de espacios naturales singulares pero amenazados

Tres espacios naturales, muy singulares pero muy diferentes, conviven en el "mascarón de proa" del sureste peninsular mientras que sus ecosistemas sufren, por separado, los estragos de la contaminación por vertidos agrícolas y plásticos o la presión turística.

Se trata de Cabo de Palos, un saliente terrestre del litoral de Murcia que, al estar muy afectado por las corrientes y por la convergencia de distintas masas de agua, cuenta con una intensa y productiva actividad marina, conformando así uno de los enclaves más biodiversos del Mediterráneo y una “meca del buceo” a nivel mundial.

Submarinismo en la Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas. Foto: JJ Guillén (EFE)

Submarinismo en la Reserva Marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas. Foto: JJ Guillén (EFE)

A apenas 20 minutos de la costa, la Reserva Marina de Cabo de Palos y las Islas Hormigas se extiende sobre casi 2.000 hectáreas de fondos rocosos y arenosos, alternados con praderas de Posidonia oceánica, con profundidades de más 50 metros que propician el paso de especies como las ballenas, indica a EFE la oceanógrafa Amelia Cánovas, experta buceadora en esta región.

La riqueza natural de la zona se ve amenazada por problemas ambientales globales, como la sobrepesca o los efectos del cambio climático, y locales, como el vertido de plásticos o el fondeo no cuidadoso de las embarcaciones que dañan con sus anclas las praderas de Posidonia.

Al sur de esta reserva, incluida en la red europea Natura 2000, se encuentra el Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila, que supone a su vez un paraje de extraordinario interés ecológico, al albergar sistemas dunares, arenales, saladares, acantilados y calas, y es el único lugar de Europa donde ha sobrevivido la sabina de Cartagena o sabina “mora” (Tetraclinis articulata).

El Parque Natural de Calblanque (Murcia). Foto: JJ Guillén (EFE)

El Parque Natural de Calblanque (Murcia). Foto: JJ Guillén (EFE)

Al norte del cabo, y separado del Mediterráneo por una estrecha franja arenosa, el Mar Menor es la laguna salada más grande de Europa, con cinco islas volcánicas en su interior y un ecosistema lagunar que incluye a especies tan singulares y emblemáticas como el caballito de mar.

Ecosistema amenazado por la actividad humana

Sin embargo, este espacio natural, citado en todas las “listas negras” del deterioro ambiental, sufre las consecuencias de, por un lado, la presión urbanística que soporta La Manga y, por otro, la contaminación por nutrientes procedentes de la agricultura.

La fragilidad de su estado de salud queda reflejada en la pérdida de su biodiversidad, como la desaparición progresiva del caballito de mar -especie cuya población ha descendido en torno a un 90 por ciento- ligada a los recientes episodios de eutrofización de la laguna, según reveló este año un estudio de la asociación Hippocampus.

La Manga del Mar Menor (Murcia). Foto: JJ Guillén (EFE)

La Manga del Mar Menor (Murcia). Foto: JJ Guillén (EFE)

El fenómeno de eutrofización -que tiñó de verde las aguas del Mar Menor en 2016- se produce cuando el importe masivo de nutrientes en el sistema acuático deriva en la proliferación de bacterias, las cuales forman una capa en la superficie, bloquean la luz solar e impiden que la vida bajo esta capa pueda realizar la fotosíntesis.

Con todo, Amelia Cánovas detecta un aumento en la sensibilización ambiental en el lugar, plasmado en la creación de organizaciones vecinales como “Procabo”, que -entre otras de sus acciones- ayuda a las embarcaciones a fondear correctamente y se moviliza para exigir al gobierno regional medidas de protección ambiental con las que frenar la degradación de este, su pequeño paraíso particular. Efeverde




Secciones:                
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies