PARQUE NACIONAL CABAÑEROS

Cabañeros, la sinfonía de los ciervos en el ‘Serengueti español’

Por Aníbal de la Beldad / Cabañeros (Ciudad Real),  oct (EFEverde).- La berrea del ciervo se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes atractivos para los amantes de la naturaleza y el Parque Nacional de Cabañeros está considerado como el mejor auditorio de España en el que poder disfrutar escuchando los bramidos de los ciervos.

Las más de 42.000 hectáreas de terreno de este espacio protegido situado en el centro de la Península Ibérica y sus 8.000 hectáreas de raña acogen durante los meses de septiembre y octubre una de las mayores densidades conocidas de este animal.

El conocido como ‘Serengueti español’, donde los pastizales se salpican de encinas y quejigos, reúne más de 3.500 ejemplares, lo que supone una oportunidad inigualable para recrearse escuchando los berridos de los grandes ungulados hispanos.

La berrea coincide con el ciclo biológico del apareamiento de esta especie, cuando estos ejemplares se emplean a fondo en cubrir al mayor número de hembras posibles para garantizar así la transferencia de sus genes.

Los estruendosos bramidos ayudan al macho a mantener su nivel de excitación, lo que les permite cubrir a un buen número de hembras que previamente ha reunido en harén.

“Es todo un espectáculo ver a los imponentes animales defender permanentemente a sus hembras con su instinto agresivo, que lleva a que ningún otro se atreva a entrar en su territorio”, relata a Efe el director del Parque Nacional de Cabañeros, Ángel Gómez.

Gómez añade que “ese sentido e impulso de ser únicos les lleva a pelearse con otros machos, protagonizando luchas encarnizadas por defender su harén, hasta conseguir alejarlos del lugar”, ha apuntado, “y es, sin lugar a dudas, uno de los momentos más esperados por los miles de visitantes que estos días acuden al parque nacional”.

Visitantes que no salen defraudados y que confiesan acabar impresionados de como los bramidos de estos ciervos son capaces de componer una magnífica sinfonía, que resulta inolvidable cuando se escucha en un ecosistema único, con un privilegiado paisaje.

Así lo describe a Efe David López, un madrileño que este fin de semana, junto a su familia, ha decidido disfrutar del turismo de interior en el Parque Nacional de Cabañeros y que confiesa que para ellos Cabañeros y la berrea ha resultado un “descubrimiento muy especial” porque nunca antes habían podido ver tanto ciervos juntos ni escucharlos en época de celo.

Berrea del ciervo en el Parque Nacional de Cabañeros.

Berrea del ciervo en el Parque Nacional de Cabañeros. EFE/Beldada

Y ha asegurado que se llevaban una experiencia “altamente recomendable” porque han podido disfrutar de la berrea con un magnífico guía que les ha dado la posibilidad de descubrir muchas cosas que para ellos eran desconocidas, a pesar de que son “habituales consumidores de turismo de naturaleza”.

Unos turistas que estos días han vuelto a elegir mayoritariamente Cabañeros para conocer la berrea, como ha señalado a Efe Gloria Rojas, guía del Parque Nacional de Cabañeros en el centro de visitantes de ‘Casa Palillos’.

Ni la pandemia, ni las restricciones de movilidad se están dejando notar estos días en la afluencia de visitantes al parque, que está recibiendo a muchos de ellos que eligen un espacio abierto y al aíre libre para evadirse de los grandes núcleos urbanos.

El director del Parque Nacional ha comentado que la empresa especializada que se encarga de realizar rutas en vehículos todoterreno durante todo el año estos meses ha incrementado su oferta para que siempre pueda haber plazas disponibles a lo largo de todos los días de la semana.

Unas visitas que este año, ha subrayado Ángel Gómez, se realizan con todas las medidas de seguridad sanitarias para prevenir el contagio de la COVID-19 y que, igualmente, se han tomado en todos los centros de visitantes abiertos al público para garantizar su seguridad. EFE

Abc/eo-srm

 

 




Secciones: