NATURALEZA POBLACI√ďN

Viviendo entre buitres

Ra√ļl Casado.- EFEverde.- Santa Cilia de Panzano (Huesca).- Manuel Aguilera lleva una vida, toda su vida, respirando entre buitres, hasta el punto de ser una de las pocas personas capaz de interactuar con ellos en absoluta libertad, una pasi√≥n que ha convertido en modo de vida y que le ha llevado a impulsar proyectos de conservaci√≥n de las aves necr√≥fagas en varios lugares de √Āfrica.

Con apenas diez a√Īos ya se escond√≠a en el esqueleto de alg√ļn animal muerto para sentir la cercan√≠a de los buitres durante una carro√Īa, y hoy conduce a miles de turistas que, bajo muy estrictas normas de comportamiento, quieren experimentar el sobrecogimiento que causa sentirse rodeado por estas imponentes aves. (GALER√ćA FOTOGR√ĀFICA)

La instant√°nea nos muestra a un hombre enfundado en un chubasquero rojo -color sangre; el mismo que lleva utilizando desde hace d√©cadas- rodeado por cientos de buitres que lo consideran uno de los suyos, a muchos de los cuales llama por su nombre, y que dependen, para bien y para mal, de la alimentaci√≥n suplementaria que los “amigos del buitre” les proporcionan.

“Esta ha sido toda mi vida, y comprobar que estos espacios tan abiertos, tan bonitos, siguen igual que hace d√©cadas para m√≠ tiene un valor incalculable”, se√Īala Manuel Aguilera en una entrevista con EFE minutos despu√©s de asistir al espect√°culo natural que protagonizan estas aves, una ceremonia completamente condicionada por su presencia.

No esconde Manuel Aguilera, que preside el Fondo de Amigos del Buitre, el sabor agridulce que le genera tener que alimentar de una forma artificial a los buitres, pero comprende y argumenta que tiene que ser así como consecuencia del abandono del mundo rural y de las prácticas ganaderas más tradicionales.

Muladares para los buitres

Muchos de los viejos muladares donde se abandonaban los animales muertos que servían de sustento alimenticio a los buitres han sido

Manuel Aguilera. Ecoturismo y ornitología. Buitres. Santa Cilia de Panzano (Huesca). Foto: Javier Cebollada (EFE).

Manuel Aguilera. Ecoturismo y ornitología.  Santa Cilia de Panzano (Huesca). Foto: Javier Cebollada (EFE).

sellados durante las √ļltimas d√©cadas y con ello taponada tambi√©n una de las pr√°cticas rurales que m√°s favorec√≠a a estas aves.

Desde el fondo que preside, Aguilera entiende y justifica que muchos de esos muladares se hayan cerrado por razones sanitarias y de higiene, pero reclama una mayor flexibilidad para que esos “comederos” persistan en otros espacios naturales y garantizar as√≠ el mantenimiento de poblaciones sanas y estables de buitres.

Porque pueden ser una soluci√≥n “sencilla y eficaz” para que los ganaderos se puedan deshacer de los animales muertos y evitar el abandono de cad√°veres cerca de n√ļcleos habitados, y sobre todo, mantiene Manuel Aguilera, porque estas aves son un recurso natural y como tal una fuente de riqueza que cada a√Īo van a convertirse en reclamo para miles de personas.

√Čl ya lo ha comprobado, como propietario de una casa rural en las inmediaciones del Parque Natural de Sierra y Ca√Īones de Guara (Huesca) y como gu√≠a ornitol√≥gico, y sus cifras revelan que por el muladar de Santa Cilia de Panzano pasan cada a√Īo unas 4.000 personas que dejan en los municipios m√°s pr√≥ximos al comedero unos 200.000 euros cada a√Īo.

No entiende la naturaleza si no es “en armon√≠a con el hombre”, y a pesar de las amenazas que se ci√Īen sobre ella, se muestra “convencido” de que la especie humana es capaz de dise√Īar t√©cnicas y estrategias para afrontar y defenderse de esas amenazas, entre las que cita la masificaci√≥n.

Otro mundo, paralelo y m√°gico

Manuel Aguilera. Ecoturismo y ornitología. Buitres. Santa Cilia de Panzano (Huesca). Foto: Javier Cebollada (EFE).

Manuel Aguilera. Ecoturismo y ornitología. Santa Cilia de Panzano (Huesca). Foto: Javier Cebollada (EFE).

Como cuando era un ni√Īo, siente que los buitres le trasladan “a otro mundo, a un mundo paralelo y m√°gico”, y aunque siente que estas aves carro√Īeras y necr√≥fagas le han obligado a renunciar a muchas cosas, tambi√©n en el plano personal, no se arrepiente “de nada”, no se cansa de recomendar esta forma de vida y no ceja en su anhelo de que persistan vocaciones como la suya para asegurar la supervivencia de estas aves para el disfrute de todas las generaciones venideras.

Esa pasi√≥n le llev√≥ hasta √Āfrica, donde ha puesto en marcha iniciativas para la conservaci√≥n de los amenazados buitres, primero en Sur√°frica y despu√©s en Gambia, para sensibilizar a las poblaciones locales sobre la riqueza natural que atesoran.

Muy perseguidas en el continente africano por los furtivos -la presencia de estas aves delata d√≥nde se est√°n produciendo cacer√≠as- los “amigos del buitre” espa√Īoles tratan ahora de que las poblaciones aut√≥ctonas comprendan que, como en cualquier rinc√≥n de Espa√Īa, los buitres son un importante recurso que les puede reportar rendimientos no s√≥lo ambientales, tambi√©n econ√≥micos, y ser as√≠ un aliado necesario para combatir la pobreza. EFEverde

Sobre ‚ÄúRostros¬†Naturales 360‚ÄĚ

 

Rostros Naturales 360 (#RostrosdelaNaturaleza #Rostros360) de @efeverde se realiza dentro de la convocatorias de ayudas en régimen de competitividad de la Fundación Biodiversidad  para el impulso de la información ambiental.

Manuel Aguilera. Ecoturismo y ornitología. Buitres. Santa Cilia de Panzano (Huesca). Foto: Javier Cebollada (EFE).

 




Secciones:                    
Periodista de la Agencia EFE.