BUITRES PIRINEOS

Ocho parejas de buitre negro crían este año en la reserva pirenaica de Boumort (Lérida)

Ocho parejas de buitre negro crían este año en la reserva pirenaica de Boumort (Lérida) Fotografía de archivo de un buitre negro en pleno vuelo. EFE/Beldad

Once parejas de buitre negro, de las 14 que viven en la Reserva Nacional de Caza de Boumort (Lérida), han puesto huevos este año en la temporada de cría, y aunque sólo ocho están incubando, las expectativas de los biólogos son "muy buenas" para el proyecto de reintroducción del buitre negro en el Pirineo.

Temporada de cría

Según ha informado el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), una de las entidades que participa en el proyecto de reintroducción de esta especie, dentro de los reproductores de esta temporada de cría 2017 en Boumort hay 5 parejas expertas: “Bruna” y “Corneli”, “Pessonada” y “Oriol”, “Lorena” y “Quasimodo”, “Ibex” y “Ares” y “Montenegro” y “Pline”.

“En estas parejas confiamos para asegurar el futuro de la colonia, que ya cuenta con más de 50 individuos residentes. También han vuelto a poner 3 parejas que criaron sin éxito en años anteriores”, han explicado los técnicos de GREFA.

Además, en esta reserva pirenaica hay 3 parejas que son primerizas que han dado la sorpresa al ser una pareja recién formada, apenas a principios de 2017, y ya cuenta con su puesta.

Asimismo, se da la circunstancia de que una de las hembra es un buitre negro nacido en la propia colonia de Boumort en 2014, lo que acrecienta la ilusión de los biólogos de que pase a convertirse en un ejemplar reproductor.

Los responsables de GREFA han resaltado que de las 11 parejas, en 5 de ellas hay un miembro exógeno, es decir, procedente de otras colonias de buitre negro, bien ibéricas o francesas.

“Montenegro” y “Pline” nacieron en Grands-Causses (Macizo Central francés) y fueron reclutados para la colonia de Boumort hace dos años.

Según los técnicos, la presencia de ejemplares de fuera en el segmento reproductor de esta población prepirenaica “demuestra el papel de puente de comunicación entre Francia y la Península Ibérica que ejerce Boumort dentro de una amplia perspectiva de conservación de la especie a nivel europeo” en que se enmarca el proyecto.

Mal tiempo

Tres parejas de buitres han perdido la puesta, en parte por el mal tiempo, que no ha ayudado, ya que cayó una nevada importante, excepcional para finales de marzo, y provocó la caída del nido.

Los biólogos aún confían en que alguna de estas tres parejas pueda hacer una puesta de reposición y que las otras tres parejas formadas todavía estarían a tiempo de hacer su puesta en la actual temporada de cría, teniendo en cuenta que las primeras eclosiones de huevos se esperan para este mes de abril.

Los técnicos han advertido de que el proceso de cría del buitre negro “es largo y delicado”, de manera que no todas las parejas, ni siquiera las que tienen más experiencia, consiguen llevarlo a cabo con éxito.

Así, la hembra pone un solo huevo, que incuban los dos adultos durante 55 días, y el pollo vuela con unos 120 días de vida.

El año pasado, de las 10 parejas reproductoras, nacieron y volaron 6 pollos, “un gran éxito que será difícil superar o incluso repetir este año, aunque no se pueden excluir las buenas sorpresas que siempre pueden ocurrir”, han resaltado los responsables de la reintroducción. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies