CUMBRE CLIMA

Bruselas apuesta por la “colaboración global” en la adaptación climática

Imagen de archivo del vicepresidente de la CE, Frans Timmermans.EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

La estrategia de adaptación al cambio climático que presentará la Comisión Europea el próximo mes tendrá la “colaboración global como el centro” de todas sus acciones y promoverá “soluciones fáciles de implementar y accesibles” a todos los países del mundo, aseguró hoy su vicepresidente, Frans Timmermans.

Durante su intervención en la Cumbre de Adaptación al Clima (CAS), que organiza Países Bajos este lunes y martes, Timmermans subrayó que los planes que está elaborando la Unión Europea “tendrán a la colaboración como centro de todas sus acciones y se apoyarán en soluciones de adaptación que son fáciles de implementar y accesibles a países alrededor de todo el mundo”.

Restaurar la naturaleza

El objetivo de estas políticas será adaptar las economías y la vida social, pero también “proteger y restaurar la naturaleza, para tener bosques sanos, océanos y otros ecosistemas”, algo que habrá que “hacer rápido” y de tal manera que no se deje “a gente detrás”, en referencia a los países con menos recursos que sufren el impacto más fuerte del calentamiento global.

“Celebrar esta conferencia en línea es también una forma de adaptación, debido a la pandemia, adaptamos nuestro comportamiento para ayudar a frenar la propagación de un virus mortal, pero eso no es resignarse al virus, porque también queremos luchar contra este virus y asegurarnos de que ya no tendrá influencia en la humanidad. Es un esfuerzo enorme, pero es necesario”, comparó Timmermans.

Crisis climática

Añadió que, al igual que con el virus no se puede solo buscar la vacuna, sino que también hay que adaptar nuestro comportamiento, “incluso si solo es temporal”, hay que aplicar una lógica similar a la crisis climática porque “adaptarse no es resignarse al cambio climático”, es parte de la lucha contra “una amenaza directa a la existencia de la humanidad”.

“Igual que hemos visto durante esta pandemia y que seguiremos viendo con el cambio climático”, las poblaciones más pobres son las que “pagan el precio más alto y son siempre las más vulnerables” a sus consecuencias.

También instó a todos los jefes de Estado y gobierno alrededor del mundo, y en especial de la Unión Europea, a sumarse a la lucha contra la crisis climática porque no se puede permitir que “su impacto golpee a los más vulnerables de la manera en la que el virus les está impactando ahora”.

Además, consideró que el éxito de la conferencia climática COP26, que organiza Naciones Unidas a finales de este año en Glasgow (Escocia), “necesita a todo el mundo a bordo”, pero los países más ricos “deben mostrar que hay una forma de solidaridad que es real y creíble” porque “no hay vacuna para esto, pero hay una solución, y no hay necesidad de desesperarse”. “Pero necesitamos un sentido de urgencia”, concluyó. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com