INCENDIOS FORESTALES

Brigadas antincendios de cuatro patas

  • El pastoreo, clave para mantener limpio el monte

Brigadas antincendios de cuatro patas Vacas pastando en la provincia de Guadalajara. EFE/ J. Benet

Vacas, ovejas, cerdos,... pastando a sus anchas, una estampa bucólica de la naturaleza que va más allá de su importancia socioeconómica en el medio rural para sumergirse en el papel de brigadas antincendios que previenen y evitan la propagación de los incendios forestales.

Varios expertos consultados por EFEverde destacan el impacto positivo de la ganadería de pasto o en extensivo sobre el monte, ya que, de forma natural, realiza labores de desbroce, de limpieza de vegetación ignífuga y de control de la proliferación del matorral.

Actividad imprescindible porque los montes españoles se encuentran, en gran medida, abandonados y acumulan biomasa, combustible, en exceso, según el informe 2013 sobre “La situación de los bosques y el sector forestal en España” de la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF).

El ingeniero de montes y vocal de la SECF Álvaro Picardo incide en que la vegetación de los bosques españoles ha crecido de forma extraordinaria en los últimos decenios, alcanzando una situación de extrema peligrosidad para la propagación de incendios, pero que se puede tener bajo control si se apuesta por la ganadería extensiva.

El pastoreo modela el entorno con una estructura en mosaico y abierta que limita el inicio y la posterior propagación de los incendios forestales y, si se producen, facilita el acceso de las brigadas de extinción.

Como medio para la prevención de incendios “no sólo es eficaz, sino además eficiente”, asegura tajante Isabel Casasús investigadora de producción animal extensiva y ecológica del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

Casasús apunta que “adecuadamente gestionados, los rebaños llegan donde ninguna otra herramienta alternativa para la prevención de incendios podría hacerlos“, además los ganaderos “lo hacen independientemente de ser remunerados por esta función medioambiental”.

El pastoreo extensivo es una de las “mejores y más baratas herramientas para controlar material combustible y prevenir el número de igniciones” en las zonas arboladas, según el portavoz de la Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo, Pedro Herrera.

El consumo de pasto por el ganado permite “renovar los recursos y evita la acumulación de biomasa herbácea de baja calidad y altamente inflamable en el sotobosque” y “previene la colonización de los pastos por especies arbustivas muy competitivas y el cierre progresivo de los mismos”, señala Casasús.

Por eso, reivindica “iniciativas para un mayor conocimiento del papel de la ganadería en la conservación del territorio” e insiste en que es preciso “dignificar” la profesión para que se “garantice la continuidad de estos ganaderos al frente de sus explotaciones.

Opinión compartida por el ingeniero forestal y miembro del SECF que reclama a la administración central y autonómicas una mayor apuesta por este modelo extensivo de ganadería que, insiste, juega un papel medioambiental importante.

Aunque hay iniciativas autonómicas, como la pionera Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía (Rapca), que reconocen el papel de estos ganaderos, a los que contratan para que sus rebaños limpien de matorral los montes andaluces, modelo que se ha replicado en Aragón, Madrid o Canarias, los expertos resaltan que es preciso hacer más.

Sobre todo desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente al que la Plataforma pide que “dé marcha atrás en sus planes de reducir la elegibilidad de los pastos arbolados” el llamado coeficiente de admisiblidad en el marco de la Política Agraria Común (PAC).

Según esta propuesta, “los pastos forestales no son aprovechables por el ganado y no merecen recibir ayudas por una utilización de la que se duda”.

Sin embargo, subraya Casasús, en España la ganadería extensiva “es un sistema tradicional de pastoreo de tremenda importancia social, económica y ambiental”.




Secciones: