BRASIL INDÍGENAS

Atribuyen asesinato de indígena en Brasil a aumento de ataques contra reserva amazónica

Deforestación al sur del estado de Amazonas. EFE/FERNANDO BIZERRA/ARCHIVO

El asesinato del maestro indígena Isac Tembé, ocurrido el viernes pasado en el estado brasileño de Pará, fue atribuido por una organización indigenista a una nueva acción en la escalada de ataques de grupos de madereros contra la reserva Alto Río Guamá, el territorio de los Tembé en la Amazonía.

De acuerdo con el Consejo Misionero Indigenista (CIMI), una organización vinculada al Episcopado de la Iglesia católica en Brasil, el asesinato del maestro y líder indígena está enmarcado en la lucha que los indios Tembé-Thenetaraha libran desde hace años por sus territorios tradicionales.

Asesinato de defensores ambientales

 

Incendio forestal en las cercanías de la ciudad de Cuiabá en el estado de Mato Grosso (Brasil). EFE/ROGERIO FLORENTINO/ARCHIVO

 

El nuevo asesinato se produjo un año y medio después de que el propio Ministerio Público de Brasil le pidiera al Ejército desplegar una “operación urgente” para evitar que los madereros sigan invadiendo y atacando esta antigua reserva ubicada en jurisdicción del municipio amazónico de Parangominas.

Isac Tembé, de 24 años y que se desempeñaba como maestro en la escuela de la reserva, fue asesinado el viernes tras haber salido con un grupo a cazar dentro del territorio indígena.

“Fue muerto en un ataque no justificado realizado por agentes de la Policía Militarizada” del estado de Pará, denunció el CIMI.

Los policías alegaron haber respondido a un ataque armado de los indígenas pero, según el CIMI, están vinculados a los grupos de pistoleros que desde hace varios años atacan la reserva a las órdenes de los madereros.

Peticiones de protección de la reserva 

“Su muerte es la crónica de una tragedia anunciada. El pueblo Tembé-Theneteraba sufre, de forma recurrente, amenazas y ataques”, afirmó el CIMI en un comunicado, en el que recordó la petición que el Ministerio Público hizo en septiembre de 2019 para que el Ejército protegiera a los habitantes de la reserva contra la escalada violenta promovida por los madereros.

La comisión del Episcopado igualmente reprodujo un comunicado divulgado el domingo por los líderes de la etnia Tembé-Theneteraba para denunciar el crimen como parte de los ataques con que intentan expulsarlos de sus tierras.

 “Hace décadas luchamos contra esa violencia y no vamos a parar hasta que ningún metro de nuestras tierras siga ilegalmente ocupado”, asegura la nota de la etnia amazónica.

Los indígenas también denunciaron como falsas las declaraciones en que los policías vinculan al maestro muerto con actos criminales.

“La Policía lo asesinó dos veces: mataron su cuerpo y también matan su memoria cuando atacan la índole de nuestro joven guerrero y líder ejemplar”, aseguran.

De acuerdo con el comunicado, los policías, “al servicio de milicias privadas de hacendados que han invadido la reserva”, dispararon indiscriminadamente y sin justificativa contra el grupo de jóvenes que cazaba dentro del territorio indígena.

Deforestación e invasión de tierras

“Nuestro territorio sufre diariamente invasiones y ataques por parte de explotadores ilegales de madera y de hacendados que insisten en mantener la ocupación de parte de nuestras tierras con cabezas de ganado y otras actividades económicas”, agregan.

“Apelamos a las autoridades de Brasil y del mundo para que no nos dejen solos. Exigimos que todos los órganos competentes vengan a nuestro territorio y vean lo que estamos enfrentando. Exigimos una investigación urgente porque no nos vamos a callar ni a dejar que el crimen permanezca impune”, afirman.

Maderas, minas y ganado

La reserva Alto Rio Guamá, en el límite entre los estados de Pará y Maranhao y una de las más antiguas de Brasil, ya que su creación data de 1989, tiene una extensión de mil hectáreas y cerca de 150 habitantes, principalmente de la etnia Tembé.

Según Sonia Guajajara, una de las principales líderes indígenas del país, candidata a vicepresidente en las elecciones de 2019 y hermana del recientemente asesinado defensor ambiental Paulo Paulino Guajajara, uno de los llamados “Guardianes de la Floresta”, la acción “predadora de madereros, mineros y hacendados contra las reservas y las amenazas aumentaron terriblemente en el Gobierno antiíndigena del presidente Jair Bolsonaro”.

De acuerdo con la dirigente, los agresores actúan amparados por el discurso antiindigenista del líder ultraderechista, que se niega a crear nuevas reservas para los indios en Brasil y defiende la explotación minera en las reservas. EFEverde

 

Te puede interesar:

Sonia Guajajara, líder indígena brasileña: “Bolsonaro miente, el Amazonas es de la Humanidad”

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com