RESIDUOS PLÁSTICOS

Botijos universitarios para la “guerra” contra las botellas de plástico

Botijos universitarios para la Uno de los botijos que sustituyen a las botellas en la Universidad de Alicante. EFE/MORELL

La Universidad de Alicante se ha embarcado en una "guerra al plástico" mediante el apadrinamiento de botijos y la instalación de surtidores de agua con el que saciar la sed de los profesores y alumnos del campus.

Se trata de la estrategia ‘Plástico.0’, impulsada por el rector de la Universidad, Manuel Palomar, dentro de su plan de responsabilidad social que tiene como objetivo que los estudiantes dejen de usar cada año 500.000 vasos y entre 150.000 y 175.000 botellas de este material contaminante.

El botijo

Esta iniciativa tiene como parte más mediática el apadrinamiento de un objeto tan emblemático como el botijo, concretamente de unas unidades que han sido adquiridas a una alfarería tradicional de la cercana población de Agost.

Para dar ejemplo, ya en el consejo de gobierno universitario del pasado septiembre tanto Palomar como sus vicerrectores sustituyeron los tradicionales vasos y botellines de plástico por estos botijos y alguna botella de aluminio.

Ejes de la medida

Esta medida ‘verde’ tiene tres ejes: Reducir el consumo de plásticos y envases, aumentar la eficiencia del reciclaje de residuos y, por último, mejorar la sensibilización de la comunidad universitaria.

El rector ha señalado a Efe que la “guerra al plástico” del campus es uno de los principales retos de responsabilidad social para el trienio 2018-20, y responde al “compromiso” de la universidad con el medio ambiente y para frenar el imparable cambio climático.

Detalle de uno de los botijos. EFE/MORELL

Ha relatado que, con este propósito, se ha hablado con los restauradores que atienden a la comunidad universitaria para “minimizar” en lo posible el uso del plástico y pasar en mayor medida a otros materiales, sobre todo el cristal.

Máquinas de café 

Una de las medidas que ya se han implementado se encuentra en las máquinas de café e infusiones, que ya no dispensan vasos de plástico sino otros biodegradables.

Entre las diferentes acciones previstas en el plan de reducción de plásticos también se contempla repartir cantimploras reutilizables o establecer descuentos en la compra de tazas de café propias.

Hasta 25 medidas

La vicerrectora de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad, María José Rodríguez, ha explicado que este plan de responsabilidad social incluye un total de 25 medidas específicas que se ejecutarán en un plazo medio, en el marco de la Agenda 21 para reducir el impacto ambiental.

Entre ellas incentivar la reutilización de los envases, campo donde, según un reciente informe de Cicloplast, entidad que agrupa a los principales actores de la industria y encargada del reciclaje de este material, cada español recicló el pasado año una media de 11,2 kilogramos de plástico, una cifra positiva porque supuso un kilo más que un año antes.

En total, en 2017 se recuperaron en España 521.600 toneladas de envases plásticos, el 45,5 por ciento del consumo total, un dato esperanzador para los expertos para poder cumplir la tasa del 55 en el horizonte del año 2030. EFEverde




Secciones: