MEDIO AMBIENTE

Reutilizar las botellas del vino catalán reduciría un 28 % huella de carbono

Botellas de champán y cava. EFE/Marco De Swart/ARCHIVO

Reutilizar las casi 48,5 millones de botellas de vino que se envasan al año en Cataluña reduciría en un 28 % la huella de carbono que causa su producción, según un estudio impulsado por la Agencia de Residuos de Cataluña.

El estudio forma parte del Proyecto reWINE, en el que también participan la Cooperativa Falset Marçà, los Cellers Torres y diversas entidades como el Parc de Recerca UAB, Inèdit y Rezero y que pretende idear un sistema de reutilización de las botellas de vino.

Reutilización de las botellas 

Según la prueba piloto que han llevado a cabo durante 20 meses, la reutilización de las 48.346.793 botellas que produce el sector vitivinícola catalán podría suponer una reducción del 28 % de las toneladas de CO2 emitidas al fabricarlas.

La reutilización supondría una reducción de más de 100 millones de kilos de CO2 anuales y de 21.756 toneladas de residuos, lo que haría disminuir su huella de carbono en un 28 %, según un comunicado el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

El reWINE se ha llevado a cabo en 7 bodegas, más de 30 comercios y 50 restaurantes, 2 empresas de logística, 3 puntos de reciclaje y 2 plantas de lavado de envases, y ha conseguido recuperar 82.239 botellas de las 150.000 vendidas con la etiqueta reWINE.

Los restaurantes implicados han recogido sus propios envases, mientras que los comercios lo han hecho mediante sistemas de incentivos, abonando 10 céntimos a las personas que devolvían sus botellas en los supermercados Veritas y Ametller Origen.

Reducción de la huella de carbono

Durante la prueba piloto se han conseguido ahorrar más de 170.000 kilos de CO2, lo que equivale a las emisiones que un vehículo produciría realizando once vueltas al mundo, según la responsable del estudio de ecoinnovación Inèdit, Gabriela Benveniste.

Benveniste ha explicado que podrían reducir todavía más la huella de carbono si las plantas de lavado y las bodegas estuvieran más cerca entre ellas, ya que la planta de lavado de reWINE estaba a más de 400 kilómetros de las distintas bodegas.

Gabriela Benveniste también ha afirmado que la reducción de distancia entre plantas y bodegas supondría un ahorro en el coste de reutilización de una botella que, actualmente, es ligeramente superior al coste de producción de un envase nuevo.

Por su parte, la directora de proyectos de Rezero -entidad para la prevención de residuos-, Marta Beltran, ha declarado que si bien la reutilización de botellas ha sido efectiva en la restauración -una tasa de éxito del 96 %-, en los comercios la tasa se ha situado en el 21 %, pues no han existido suficientes puntos de devolución de botellas. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com