MEDIOAMBIENTE BIOLOGÍA

Los botánicos españoles han registrado 43 nuevas especies de plantas en 2020

Siete ejemplos de especies descubiertas en 2020.Foto cedida por SEBOT

La Sociedad Botánica Española (SEBOT) ha registrado este año unas 43 nuevas especies de plantas descritas por botánicos españoles o que trabajan en instituciones españolas, que representan “un notable ascenso” respecto al año anterior a pesar de las obligadas restricciones marcadas por la pandemia.

Según ha informado la SEBOT, entre las especies descubiertas se encuentran algunas endémicas de nuestro territorio, es decir, que no existen en ningún otro lugar del mundo: cuatro especies de la España peninsular, una gramínea de Menorca y dos especies de zonas montañosas de las Islas Canarias (una violeta de Tenerife y un musgo de Gran Canaria).

Sin embargo, alrededor de un 80% de las especies descubiertas por los botánicos españoles se encuentran en lugares tan alejados de España como Norteamérica, los Andes, Asia central, Madagascar y Sudáfrica, lo que ha implicado una intensa colaboración con investigadores internacionales.

La Sociedad Botánica recuerda que estos descubrimientos se han llevado a cabo en un año marcado por las restricciones y el confinamiento derivado de la pandemia de coronavirus, que ha dificultado las salidas al campo de los botánicos para realizar su trabajo pero no les ha impedido registrar más de 40 especies nuevas para la ciencia.

Un trabajo cada vez más global

“Con pandemia o sin ella, el trabajo de nuestros botánicos es cada vez más global, y sigue involucrando actividades de lo más variopintas, desde el minucioso estudio de especímenes bajo las lupas hasta complejos análisis genéticos”, señalan desde la SEBOT.

En el listado de nuevas especies del año que termina figuran plantas de interés económico, como la sudamericana ‘Ipomoea australis’, pariente silvestre del boniato y potencial fuente de recursos genéticos para la mejora de la planta cultivada.

También se encuentran especies de interés científico y conservacionista, como dos plantas carnívoras de las montañas ibéricas (‘Pinguicula casperiana’ y ‘Pinguicula tejedensis’) que se habían confundido hasta ahora con otras especies similares, o una especie exclusiva del suroeste de Portugal que habita únicamente en pequeñas lagunas temporales, la ‘Helosciadium milfontinum’.

Desde la Sociedad Botánica Española subrayan que la importante aportación de los botánicos a la generación de conocimiento y reivindican “la trascendencia de investigar, describir y catalogar la biodiversidad de plantas de nuestro planeta, de la que tanto dependemos y de la que aún queda tanto por descubrir”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com