BOSQUES UE

La UE no hace lo bastante para proteger sus bosques, según auditores europeos

Recurso de archivo. EFE/Jesús Diges

Bruselas no adoptó entre 2014 y 2020 medidas lo bastante “contundentes” para proteger los bosques europeos, sumideros de carbono que ayudan a reducir los efectos del cambio climático, según los resultados de una auditoría del Tribunal de Cuentas europeo publicada este lunes.

En particular, se podría hacer más para combatir la tala ilegal y mejorar la orientación de las medidas forestales de desarrollo rural hacia la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático, según el informe.

Los auditores han estudiado en particular el impacto de la estrategia forestal de la UE para 2014-2020 y de las principales políticas europeas en este ámbito.

Según señalan, aunque la masa forestal de la UE ha aumentado en los últimos 30 años, el estado de los bosques está deteriorándose.

Conservación de los bosques

Las políticas sobre biodiversidad y cambio climático, tienen “un impacto limitado”, consideran los auditores, que critican también que la financiación europea destinada a las zonas forestales sea “mucho menor que la destinada a la agricultura, pese a que la superficie cubierta por los bosques y la destinada a la agricultura son casi iguales”.

Los fondos europeos que se destinan a la silvicultura representan menos del 1 % del presupuesto de la PAC, y se centran en el apoyo a las medidas de conservación y las ayudas a la plantación y restauración de bosques.

El informe denuncia también que aunque hay un Reglamento que prohíbe la comercialización en la UE de la madera y productos derivados obtenidos de manera ilegal, ese tipo de tala “continúa produciéndose”.

Además, faltan controles eficaces por parte tanto de la Comisión Europea como de los países.

Samo Jereb, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe, recordó que los bosques “pueden funcionar como importantes sumideros de carbono y ayudarnos a reducir los efectos del cambio climático, como los incendios forestales, las tormentas, las sequías o la reducción de la biodiversidad, pero solo si se encuentran en buen estado”.

“Corresponde a la Comisión Europea y a los Estados miembros intensificar las acciones para garantizar unos bosques resilientes”, opinó el auditor.

La UE ha adoptado distintas estrategias en ese ámbito pero la calidad de las medidas de conservación de estos hábitats forestales “sigue siendo problemática”.

La mayoría de las medidas de conservación “solo persiguen mantener el estado de los bosques y no restaurarlo”.

Desarrollo rural

Los auditores concluyen que las medidas de desarrollo rural han tenido una escasa incidencia en la biodiversidad forestal y en la resiliencia al cambio climático, en parte por el escaso gasto en los bosques (3 % del total del gasto en desarrollo rural) y por las insuficiencias en la concepción de las medidas.

Otro problema es el sistema común de seguimiento de la UE no mide los efectos de las medidas forestales en lo que respecta a la biodiversidad y al cambio climático.

La Comisión presentó una nueva estrategia europea en favor de los bosques en julio de 2021. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com