ECONOMÍA CIRCULAR

Bosques activos, filtros forestales y gestión de residuos para mejorar la sostenibilidad, entre las propuestas de Eulen

Un momento de la presentación en imagen cedida a Efe por Eulen.

Cuidar la sostenibilidad de las empresas “ya no es una opción, sino una obligación”, ha advertido hoy el director de Eulen Medio Ambiente, Juan Carlos Moya, durante la presentación de un portfolio con una docena de servicios desarrollado por la compañía, entre los que figuran la plantación de bosques, la instalación de filtros forestales o la gestión y limpieza de residuos.    

Los efectos del cambio climático, ha asegurado, obligan a una reflexión “profunda y sosegada” sobre este fenómeno y a adoptar progresivamente un servicio “más respetuoso hacia el medioambiente”, trabajando entre otros asuntos el cálculo y reducción del tamaño de la huella de carbono a través de la creación de “bosques activos” que actúen como sumideros de carbono para compensar las emisiones propias.   

Diversas propuestas

Moya ha explicado cómo su grupo se encarga de planificar el proyecto, buscar los terrenos, plantar y mantener, además de organizar jornadas de concienciación ambiental y gestionar los trámites administrativos.  

Otra de sus propuestas es la instalación de filtros verdes de microalgas, “una solución para purificar espacios interiores cerrados” que consta de un pequeño bosque de 25 árboles encerrado dentro del purificador y que filtra “el 98 % de las partículas contaminantes”, según un experimento realizado en colaboración con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

“Cuanto más verde se vea el filtro, más están comiendo las algas”, ha precisado Moya, quien ha añadido que la vida útil de estos vegetales es de entre 4 y 6 meses.

En cuanto a la depuración de aguas residuales, la empresa ha desarrollado un filtro verde forestal que actúa “a través de clones y genotipos de chopo” después de una investigación propia “de más de 20 años de duración” en la que confirmó que las raíces de este tipo de árbol “son capaces de absorber y eliminar los contaminantes de las aguas”.

Esta novedad en concreto, fruto de la colaboración de la empresa con el CSIC y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, ya funciona en una cervecera en Madrid con un coste “muy inferior al de una depuradora” y “resultados espectaculares” ya que los chopos que absorben las aguas residuales logran un crecimiento “un 10 % superior al habitual”.

Esta circunstancia, además, se transforma al cabo de los años en una mayor cantidad de madera “con la que se puede hacer biomasa” que alimente las calderas de las industrias.

Mantenimiento y limpieza

En la presentación también ha participado el director de Eulen Mantenimiento, Santos Ruiz, quien ha destacado la “importancia de producir una energía cada vez más limpia”, a través de las renovables y la movilidad sostenible, dos actividades a las que su departamento otorga un gran valor mediante la instalación y mantenimiento de paneles fotovoltaicos o el cuidado de los puntos de carga para vehículos eléctricos.

Finalmente, también intervino Claudio Goldarbeiter, director de Eulen Limpieza, quien ha asegurado que una empresa puede ayudar a la economía circular con un incremento de la productividad asociado a la reducción de los costes operativos y ha anunciado la próxima pueta en marcha de una ecoetiqueta en la prestación de sus servicios. EFEverde.




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com