TIEMPO TEMPORAL

La borrasca “Bella” seguirá dejando viento, oleaje fuerte y mucho frío

Imagen de archivo del temporal en la costa vasca. EFE/Javier Etxezarreta

La borrasca “Bella”, que ha puesto en alerta este lunes a media España, seguirá ejerciendo su influencia hasta el próximo miércoles con viento, frío y lluvia, sobre todo en el extremo norte peninsular y montañas del interior, y dejará una bajada brusca de temperaturas a partir del día de Fin de Año.

El temporal que en las últimas horas está afectando a la Península se está desplazando hacia el este del continente europeo, pero sigue afectando a España este lunes, en especial al litoral cantábrico, donde se esperan rachas de viento muy fuertes y precipitaciones durante toda la jornada, según ha informado Rubén de Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los días siguientes “Bella” se irá alejando, pero dejará a su paso un flujo de vientos fríos del noroeste que darán lugar a precipitaciones en el extremo norte peninsular y zonas de montaña y del interior y a un “descenso muy marcado” de temperaturas a partir del jueves 31, según señalan desde la Aemet.

Más de 64 carreteras afectadas por la nieve

De momento, los efectos de la borrasca se han dejado sentir en las carreteras españolas, donde la nieve caída en las últimas horas ha afectado al tráfico en más de 64 vías y 130 kilómetros de la red principal, en nivel verde (transitable pero con precaución) sobre todo de la mitad norte y a 1.200 kilómetros de la red secundaria y puertos de montaña, de los que apenas 31 corresponden a puertos en nivel negro (cerrados al tráfico), según la última actualización de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Hoy lunes continuará el temporal marítimo en el Cantábrico con olas de entre 8 y 10 metros y de más de 6 metros en el Mediterráneo y se prevé que nieve a partir de 500 a 800 metros en puntos del centro y del norte peninsular, donde podrían acumularse entre 5 y 10 centímetros de espesor en 24 horas, mientras que se esperan 15 centímetros en la cordillera Cantábrica y hasta 20 centímetros en Pirineos.

Lloverá en el Cantábrico y el viento superará los 70 u 80 kilómetros por hora en zonas llanas del centro y este peninsular, mientras que en Baleares las rachas pueden rebasar los 90 o 100 kilómetros a la hora en puntos de la costa y la montaña.

Las temperaturas máximas bajan excepto en el nordeste y quedarán por debajo de los 10 grados en ambas Mesetas, si bien en el litoral de Murcia y de Almería podrían rozar hoy los 20 grados.

Mañana viento y aire muy frío

Mañana martes estará atravesando la Península el último de los frentes asociados a “Bella” y dejará a su paso chubascos en el Estrecho y Melilla y un flujo de vientos del noroeste que arrastrarán aire muy frío, con temperaturas que no alcanzarán los 8 o 10 grados en el interior y de 10 grados bajo cero en Pirineos y nieve entre 400 y 600 metros en el centro y norte peninsular y entre 600 y 800 en la mitad sur.

Helará en las dos mesetas, páramos del centro y zonas de montaña y lloverá con persistencia en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, de forma más ocasional y dispersa en puntos altos de la Península, mientras que el viento perderá intensidad pero seguirá siendo fuerte en el norte y este peninsular y en Baleares, con rachas de mas de 70 u 80 kilómetros por hora, y se registrarán olas de 6 a 8 metros en el Cantábrico y de hasta 4 metros en el Mediterráneo.

El miércoles 30 los vientos del noroeste traerán precipitaciones a Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos y ocasionales y dispersas en las sierras del sureste. La cota de nieve bajará a los 400 o 600 metros en el tercio norte peninsular –no es descartable que nieve ese día en Vitoria o Pamplona- e irá subiendo hasta los 800 metros a medida que avance la jornada.

En el resto de la Península estará despejado y las temperaturas nocturnas bajarán en el sur, con heladas generalizadas en el interior y se mantendrán estables durante el día, pero no llegarán a los 10 grados en buena parte de la Península, excepto en las regiones costeas, en tanto que en el litoral sur de Andalucía podrían rozar los 18 o 20 grados.

2020 se despide con “frío de pleno invierno”

El 2020 se despide el jueves con “frío de pleno invierno”, según la Aemet, viento flojo del oeste y noroeste y lluvias en el Cantábrico, Galicia y Castilla y León, sin descartar, aunque menos probables, en puntos del centro.

La cota de nieve sigue bajando a entre 600 y 800 metros y se producirán heladas generalizadas en el interior, más intensas en páramos del centro y de la Meseta sur, donde pueden bajar hasta -4 o -5 grados.

El viernes, día de Año Nuevo, y el sábado 2 de enero se anuncian heladas generalizadas, que incluso podrían alcanzar a puntos de la costa, y un ambiente muy frío en el norte y centro peninsular, con valores que apenas rondarán los 5 a 7 grados y termómetros en general hasta 5 grados por debajo de lo normal para la época, que harán que pueda nevar en cotas relativamente bajas en Galicia, Cantábrico y Pirineos y con algo menos de intensidad en zonas de la vertiente atlántica.

Para el próximo fin de semana las previsiones apuntan a que las precipitaciones alcanzarán sobre todo al extremo norte y Pirineos, el ambiente estará más despejado y se registrarán “temperaturas de pleno invierno”.

En Canarias a lo largo de esta semana predominarán los intervalos nubosos con probables precipitaciones sobre todo mañana martes por la tarde y el miércoles localmente fuertes en las islas occidentales, mientras las temperaturas bajan ligeramente. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com