Bomberos siguen batallando contra gran incendio en la isla griega de Eubea

GRECIA INCENDIO

Bomberos siguen batallando contra gran incendio en la isla griega de Eubea

Bomberos siguen batallando contra gran incendio en la isla griega de Eubea Isla griega de Eubea, al noreste de Atenas.EFE/EPA/WASSILIS ASWESTOPOULOS

Los bomberos tratan este miércoles de controlar el incendio declarado en la madrugada del miércoles en la isla griega de Eubea, al noreste de Atenas, que ha arrasado grandes zonas de un bosque incluido en la red Natura 2000, sin causar víctimas.

Las autoridades ordenaron ya ayer la evacuación preventiva de cuatro aldeas y un monasterio y aunque las llamas alcanzaron el pueblo de Makrimallis, parece que los daños se han limitado a varios cobertizos y a algunos automóviles.

Las imágenes de satélite facilitadas por el Servicio Europeo de Copérnico muestran que el perímetro del incendio supera los 11 kilómetros, si bien el intenso humo ha impedido hasta ahora tener una idea más clara de la superficie arrasada.

Según informaron los bomberos, los principales frentes activos continúan estando en el área de la aldea Makrimallis, en el monasterio cercano y en los bosques situados un poco más al norte.

 Ayuda de Italia, Croacia y España

Un bombero voluntario sufrió pequeñas quemaduras en las manos y fue trasladado a un hospital de la zona. En el área operan un total de 227 bomberos, con 75 medios terrestres y once aéreos, incluidos dos aviones enviados desde Italia.

Grecia había solicitado el miércoles ayuda a través del Mecanismo Europeo de Protección Civil, y recibió una oferta inmediata de Italia y Croacia.

Finalmente, hubo problemas con el envío de las aeronaves croatas, por lo que Protección Civil pidió asistencia a España, que ha respondido positivamente.

Debilitamiento de los vientos 

Representantes de los bomberos y de las autoridades locales señalaron esta mañana a los medios que el debilitamiento de los vientos está facilitando las tareas de extinción, si bien se prevén para la tarde rachas de mayor intensidad.

Los trabajos de extinción desde el aire se vieron ayer dificultados por las turbulencias que originaron las fuertes temperaturas y por la escasa visibilidad debido a la gran concentración de humo, que incluso llegó a alcanzar Atenas, situada a unos 70 kilómetros de distancia.

Tras la evacuación de Makrimallis, Kontodespoti, Stavros y Platania el fuego empezó a tomar curso hacia la pequeña localidad de Psajna, pero los bomberos pudieron abrir un cortafuegos que impidió que las llamas llegaran hasta allí. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com