FAO BOLIVIA

Bolivia pide a la ONU promocionar los camélidos

  • “Los camélidos se están aprovechando en la industria como materia prima y es muy importante para el millón de personas, una décima parte de la población de Bolivia, que vive de ellos”, aseguró el ministro

Bolivia pide a la ONU promocionar los camélidos Llamas en las calles de Potosí (Bolivia), en noviembre de 2003. EFE//Diario El Potosí/Archivo

Efeverde.- El ministro boliviano de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, pidió hoy a la ONU que declare 2018 el Año Internacional de los Camélidos, como hizo en 2013 con la quinua, para promocionar sus productos

Cocarico se reunió en Roma con el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, a quien presentó la propuesta de reconocer los camélidos (como la llama, la alpaca o la vicuña) por su importancia en la dieta y la economía.

En unas declaraciones a Efe, el ministro explicó que esos animales son “parte de nuestra vida” y ofrecen una “alternativa para una alimentación sana”, por lo que se debe velar por su conservación.

El 2013 fue declarado el Año Internacional de la Quinua, “un producto ancestral ignorado por mucho tiempo y ya reconocido como alimento para toda la Humanidad”, dijo Cocarico, una experiencia que Bolivia pretende repetir con los camélidos.

“Los camélidos se están aprovechando en la industria como materia prima en la confección de textiles y es muy importante para el millón de personas, una décima parte de la población de Bolivia, que vive de ellos”, aseguró.

Bolivia y el cambio climático

El titular de Desarrollo Rural acudió a la sede de la FAO coincidiendo con el Comité de Agricultura de la agencia que se celebra esta semana y que está debatiendo asuntos como su estrategia frente al cambio climático.

Cocarico afirmó que Bolivia está trabajando para no contribuir al cambio climático y apuesta por la conservación frente a un fenómeno que este año se ha visto reflejado en la falta de agua en el país andino.

Por otra parte, rechazó que el conflicto con los cooperativistas mineros haya afectado a las comunidades campesinas y consideró que la raíz del problema fue la intención de ese gremio de “imponer una visión del trabajo” con la que el Gobierno no está de acuerdo.

“Una cooperativa que quiera funcionar como una empresa tiene que cumplir con toda la normativa como en cualquier lugar del mundo”, indicó el ministro, que consideró necesario controlar más la minería para que se ajuste a las leyes.

Este mes el Gobierno boliviano decretó la reversión al Estado de minas de cooperativistas que habían sido entregadas a empresas privadas tras los disturbios que en agosto se saldaron con el asesinato del viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, a raíz de una reforma del Parlamento para crear sindicatos en las cooperativas. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies