NATURALEZA ANIMALES

El Bioparc ve nacer una camada del extrañísimo mamífero de rata topo desnuda

Imagen cedida por Bioparc a EFE de una rata topo desnuda con su cría. EFE

El Bioparc València ha visto nacer en sus instalaciones una camada de rata topo desnuda (Heterocephalus glaber), un extrañísimo y desconocido mamífero que se comporta como un insecto y es prácticamente inmune al cáncer.

Esta especie puede cambiar de sangre fría a caliente, ha desarrollado cuatro dientes móviles, es extraordinariamente longevo y, ante la falta de oxígeno, actúa como una planta.

Se trata de un roedor de existencia exclusivamente subterránea que vive en el subsuelo de las zonas áridas del denominado Cuerno de África (Somalia, Etiopía, Eritrea y Djibouti), ha informado en un comunicado el parque, que ha destacado que “siguen los nacimientos de especies casi extraterrestes” en Bioparc Valencia.

Es el único de los mamíferos que presenta una forma de vida “eusocial“, similar a la de algunos insectos como hormigas o abejas y vive en colonias con una organizada división del trabajo y del cuidado cooperativo de crías.

Sólo existe una hembra reproductora, la “reina”, y de uno a tres machos reproductores, mientras que el resto de los individuos se reparten entre soldados y obreros.

Dos colonias independientes

Dada su relevancia desde el punto de vista biológico, Bioparc Valencia alberga un numeroso grupo de aproximadamente 100 individuos estructurados en dos colonias completamente independientes.

Cada una suele reproducirse anualmente y este verano ha nacido una nueva camada de nueve crías, a la que se puede ver incluso mamando de su progenitora en la zona que recrea la vida subterránea de la Sabana, a través de cristales donde se observa el entramado de túneles y estancias que imitan su hábitat original.

La penumbra permanente en que viven ha motivado una peculiar morfología que llama la atención: una cabeza desproporcionadamente grande, pequeñísimos ojos y orejas, y grandes incisivos que puede mover en todas las direcciones para excavar el duro terreno y una sonrosada piel que carece de pelo y panículo adiposo.

Adaptadas a la vida bajo tierra

Están perfectamente adaptadas a la vida hipogea (bajo tierra) y dependiendo del nivel de oxígeno pasan de homeotermo (sangre caliente como el resto de mamíferos) a pokilotermo (sangre fría como los reptiles).

Algunas investigaciones han demostrado que, ante la falta de oxígeno, se comportan como una “planta” y pueden resistir hasta 10 minutos.

La rata topo desnuda es actualmente una de las especies que más interés despierta entre el mundo científico, con investigaciones centradas en su asombrosa longevidad hasta 30 años, muy superior a otros roedores y el mínimo desarrollo de tumores, gracias a un gen especial, el p16, que impide el crecimiento desordenado de las células. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com