Biodiversidad: Ética, estética y egoísmo

Biodiversidad: Ética, estética y egoísmo

"Ética, Estética y Egoísmo" son las tres "e" por las que se debería regir la conservación y protección de la biodiversidad en el planeta, y, fundamentalmente, en el caso de las especies en peligro de extinción que, según los expertos consultados por Efe, se exponen a distintas amenazas, entre ellas la caza.

Una especie declarada en peligro de extinción es aquella que en un plazo de tiempo corto -entre diez y treinta años- desaparecerá a no ser que se tomen medidas que eviten ese desenlace.

Biólogos gallegos aseguran que los principales enemigos para estos animales son factores provocados por los propios humanos, como la práctica de la actividad cinegética, la utilización de plaguicidas, el fuego, la intensificación agrícola, la introducción de especies foráneas, la reforestación o las alteraciones de su hábitat.
Factores que afectan a la supervivencia de muchas poblaciones en toda Europa.

El águila real, el galápagoco europeo, el sapo de espuelas o las producciones reproductoras de avefría y de becafina pueden tener los días contados, sobre todo esta última de la que, según datos del año 2009, sólo quedarían en España 34 parejas reproductoras de las cuales en Galicia solo estarían nueve.
Estos animales forman parte de las 200 especies incluidas en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas que se divide en dos categorías: en peligro de extinción y vulnerables, “una norma de referencia sobre estas especies protegidas que ayuda a evaluar la población teniendo en cuenta las condiciones específicas del territorio gallego”, explica a EFE la directora Xeral de conservación da Natureza, Verónica Tellado.
“A la hora de establecer las medidas de protección”, prosigue Tellado, “se tiene en cuenta la situación de esas especies en el ámbito europeo, internacional, nacional y también el gallego”.
Para ello, desde la Xunta de Galicia abogan, fundamentalmente, por planes de conservación y de recuperación.
Los primeros, están destinados a las especies que, dentro de su delicada situación, corren menos peligro, las vulnerables; y el objetivo es mejorar las condiciones de su hábitat para que su situación no empeore, ya que vive en condiciones adversas y preocupantes que afectan a su supervivencia y, que, de no modificarse, provocarían que pasasen a formar parte del siguiente grupo.
El segundo caso es el de las especies en peligro de extinción y aquí la finalidad es distinta, buscan la recuperación y su reintroducción en el ecosistema.
Sin embargo, organizaciones denuncian que hay otras especies que viven situaciones preocupantes y que no están incluidas en el catálogo, como es el caso de la anguila.

 

Actividad cinegética

Dos ejemplares hembra de cabra montés en Gredos

Dos ejemplares hembra de cabra montés en Gredos

Para que una especie se extinga suelen existir varios factores, pero los expertos sostienen que la práctica de la actividad cinegética es una de las causas más importantes.
“¿Cómo un animal calificado como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza puede ser a la vez una especie cinegética?”, se pregunta el Coordinador en Galicia de la Asociación Animalista Libera, Rubén Pérez.
Se refiere así a la decisión de la Xunta de Galicia de permitir la caza de 13 ejemplares de cabra montés, una decisión que desde el organismo público califican como “medida de gestión” que, de no tomarse, podría provocar un “problema de población”, afirma Tellado a Efe, ya que los últimos dato cifran el censo de esta especie en 612 individuos en el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés, reserva natural donde se reintrodujo la especie hace menos de una década.
Sin embargo, Pérez reitera que “es una buena noticia que el número de ejemplares aumente” y que esta decisión es una “cesión ante el lobby cinegético”, que tiene carácter económico, ya que la subasta de cada uno de estos ejemplares está entre los 400 y 4.000 euros, por lo que la Xunta “recibiría unos fondos considerables”.

“La figura del cazador no debería ser la encargada de regular el ecosistema”, prosigue Rubén, “es una soberana estupidez”.
Otra de las principales amenazas para muchos animales endémicos es la introducción de otras especies exóticas en el hábitat, muchas veces invasoras.
Un ejemplo es el caso del visón americano, a través de granjas para el tratamiento y fabricación de pieles.
Se trata de un animal muy peligroso, depredador y que causa un gran impacto en el ecosistema sobre todo si se libera.
“Hace poco se liberaron más de 15.000 ejemplares que están causando un gran daño en el medio natural, un auténtico ecocidio”, afirma en una conversación con Efe el biólogo y presidente de la Sociedad Galega de Historia Natural, Serafín González.

Desde este organismo apuestan por colocar a estos animales “collares con radiotransmisores” para tenerlos localizados en todo momento, mientras se sigan implantando granjas de este tipo en nuestro ecosistema.
Pese a que cada vez la gente está más concienciada sobre la importancia de conservar la fauna y flora que nos rodea, González apuesta por “las tres e” para continuar con la labor.
“En biodiversidad, para proteger las especies amenazadas, deberíamos apostar por la ética, la estética y el egoímo”, explica el biólogo.
Ética, porque el ser humano no tiene derecho a extinguir las otras especies con las que convive; estética porque la vida no sería igual, y egoísmo, porque muchas de las especies son grandes valores económicos para nuestras industrias, continúa explicando Serafín a Efe.
Los expertos lo tienen claro: cuando una especie o subespecie desaparece es para siempre, y es una gran pérdida “de patrimonio”; y todo el mundo debería aportar su grano de arena para luchar por la conservación del entorno
Por ello Serafín asegura a Efe que es necesario agilizar la elaboración y aprobación de los planes de conservación y recuperación, ya que, de seguir a este ritmo, las especies en peligro de extinción necesitarían 250 años para estar recuperadas y “no disponen de ese tiempo”.
“Estas especies tienen futuro, pero la Administración tiene que cumplir y hacer cumplir las leyes que ella misma promueve para que no lleguen a desaparecer”, concluyó. EFE.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies