ITALIA ECOLOGÍA

El bono italiano para comprar bicicletas eléctricas se agota en 24 horas

Una mujer junto a su bicicleta en Turín (Italia). EFE/EPA/TINO ROMANO/ARCHIVO

En Italia, el fondo para el bono para la compra de bicicletas eléctricas y similares por un total de 215 millones de euros se agotó en apenas 24 horas tras un lanzamiento marcado por problemas técnicos, según informa hoy la prensa local.

Desde el lunes, la entrada en funcionamiento del bono tuvo una masiva acogida, cuando decenas de miles de italianos entraron a la web habilitada por el Ministerio de Medio Ambiente para solicitarlo, lo que provocó una caída que mantuvo en la cola a más de 250.000 personas durante una hora.

Apostar por los transportes eléctricos

A las 10.00 horas del día siguiente, el 3 de noviembre, la web del “Buono Mobilita” anunciaba que se habían agotado los 215 millones de euros para el “Programa experimental del bono de movilidad”.

El gobierno italiano concibió este bono como una medida ecológica y segura tras la crisis del coronavirus, que ayudaría a evitar aglomeraciones y fomentaría el uso de medios de transporte eléctricos.

Con él, se financia la compra de bicicletas, patinetes y medios eléctricos similares en hasta un 60% (contribuyendo con un máximo de 500 euros).

Solicitarlo se convirtió en una “carrera de obstáculos tecnológica”, como han llamado los medios.

Ayudas para la compra de bicicletas eléctricas

Además del colapso inicial de la web, aquellos que adquirieron la identificación digital necesaria para pedir el bono con Poste Italiane (hasta el 90%), se encontraron que sus credenciales no funcionaban al intentar entrar en la página, lo que los devolvía a una cola virtual con otras 500.000 personas.

Que “no entren todos el mismo día y a la misma hora” es lo que Sergio Costa, ministro de Medio Ambiente, recomendaba a los usuarios, según explicó a la prensa ante el caos inicial de las solicitudes, que se pueden hacer hasta la medianoche del 31 de diciembre.

La “ansiedad por llegar primero”, como la llamó Costa, se impuso y es que desde el anuncio del bono muchos italianos se lanzaron a comprar bicicletas y patinetes hasta quemar sus existencias.

Pese a una salida cuesta arriba, el ministro tranquilizó a los usuarios y los invitó a seguir accediendo a la página dado que han creado otros fondos que garantizarán que “todos aquellos que tengan una factura serán reembolsados”. EFEverde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com