BAYER RESULTADOS

Bayer afronta 48.600 demandas por el glifosato en Estados Unidos, según balance

El presidente de la junta directiva de Bayer, Werner Baumann. EFE/EPA/FRIEDEMANN VOGEL

Unos 48.600 demandantes han presentado demandas en Estados Unidos contra el grupo químico y farmacéutico alemán Bayer por el glifosato de Monsanto, frente a las 42.700 que comunicó al presentar los resultados del tercer trimestre, según el presidente de la junta directiva, Werner Baumann.

En el balance, Bayer dice que al 6 de febrero de este año unos 48.600 demandantes han presentado demandas en EE.UU. por el glifosato de Monsanto, frente a las 42.700 que comunicó al presentar los resultados del tercer trimestre.

48.600 demandas por el glifosato

Bayer, preocupada por su reputación, añade que espera más demandas y que las negociaciones de las que ya están interpuestas avanzan, aunque también estudia presentar recursos.

El glifosato está presente en varios herbicidas de Monsanto, entre ellos los productos de la marca RoundUp.

Los demandantes aseguran que la exposición al glifosato es cancerígena y que Monsanto sabía o debía haber sabido de sus riesgos y que debería haber advertido a los usuarios, por ello piden una indemnización.

Bayer dice que, hasta ahora, la mayor parte de los demandantes han presentado las demandas en Missouri y California y el próximo juicio será a finales de marzo en Missouri.

“Podemos incurrir en considerables desventajas financieras de las demandas pendientes y/o casos futuros si, por ejemplo, somos condenados a pagar daños compensatorios y posibles indemnizaciones o si asumimos pagos por acuerdos extrajudiciales”, dice Bayer en el balance de 2019.

Por ello Bayer advierte de que igual debe emitir deuda externa, ampliar capital o vender activos, posiblemente a condiciones desfavorables.

Preocupación por su reputación

“Estos riesgos también pueden afectar adversamente a nuestra reputación“, añade Bayer.

Según el balance de 2019, el grupo químico y farmacéutico alemán tuvo gastos extraordinarios de 2.818 millones de euros por costes de reestructuración, la adquisición e integración de Monsanto, desinversiones y gastos por cuestiones jurídicas.

Bayer informó este jueves que tuvo un beneficio neto de 4.091 millones de euros, un 141,4 % más, por la venta de su participación del 60 % en Currenta, compañía de servicios para plantas químicas.

La facturación mejoró el pasado ejercicio hasta 43.545 millones de euros (18,5 %), aunque descontado el efecto de los tipos de cambio y de cartera, el incremento fue solo del 3,5 %.

El beneficio operativo subió el año pasado hasta 4.189 millones de euros (21,3 %).

La venta de la participación en Currenta proporcionó a la farmacéutica una ganancia de 1.637 millones de euros.

El presidente de la junta directiva de Bayer, Werner Baumann, dijo al presentar las cifras en Leverkusen que “en 2019 cumplimos y mantuvimos nuestras promesas en todas las áreas”.

Baumann consideró que lograron sus objetivos financieros pese a un entorno de mercado desafiante en el sector agrícola en particular.

Bayer también es optimista respecto al 2020 y espera un incremento de las ventas, beneficios y flujo de caja libre.

El fabricante de la aspirina redujo la deuda el año pasado hasta 34.068 millones de euros (35.679 millones de euros en 2018).

La dirección y el consejo de supervisión propondrán en la próxima junta general de accionistas el 28 de abril el pago de un dividendo por acción de 2,80 euros por el ejercicio 2019, como por el 2018.

La cantidad total repartida a los accionistas será de 2.751 millones de euros (2.611 millones de euros repartidos el año pasado por el 2018).

En 2019 Bayer realizó varias desinversiones como la venta del negocio de productos para el cuidado y la salud de los animales a la estadounidense Elanco Animal Health por 7.600 millones de dólares (unos 6.845 millones de euros), de su participación del 60 % en Currenta y de los productos de cuidado de los pies de la marca Dr.Scholl’s a Yellow Wood Partners.

En agosto cerró la venta de las cremas solares Coppertone a la alemana Beiersdorf, que produce Nivea.

Incluidas las sinergias de la adquisición de Monsanto, las medidas de eficiencia y estructurales aportaron el año pasado el 30 % de los 2.600 millones de euros de contribuciones anuales previsto hasta el 2022.

Para 2020, Bayer prevé que la facturación se sitúe entre 44.000 y 45.000 millones de euros. EEFEverde

Te puede interesar:

Ecologistas alertan de elevada presencia de glifosato en la cuenca del Duero




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com