INVESTIGACIÓN BIOLOGÍA

Crean base de datos para predecir polinización en cultivos de todo el mundo

EFE/ Humberto Espinoza

Un equipo científico internacional liderado por investigadores de la Estación de Doñana (Andalucía) ha creado una base de datos global para predecir el papel de los polinizadores en cultivos comerciales en todo el mundo, con información sobre medio centenar de cultivos distribuidos por los cinco continentes.

Los investigadores españoles de la Estación Biológica de Doñana-CSIC Ignasi Bartomeus y Alfonso Allen-Perkins coordinan CropPol, un proyecto en el que trabajan un centenar de profesionales y que es la primera base de datos abierta, dinámica y global sobre polinización de cultivos.

El 75 % de los cultivos alimentarios del planeta dependen en alguna medida de los polinizadores y aunque varios estudios han demostrado que a nivel general los polinizadores silvestres son importantes para la producción agrícola, hasta ahora solo había datos de pocos cultivos o regiones.

Esta base de datos, con información sobre 48 cultivos comerciales dependientes de polinizadores distribuidos por más de 3.000 emplazamientos en cinco continentes y 32 países a lo largo de tres décadas, permitirá entender el papel de diferentes polinizadores dependiendo del cultivo y la región.

“Esta base de datos brinda oportunidades únicas para explorar patrones y tendencias globales y para trabajar en soluciones para la gestión sostenible y la valoración de la biodiversidad”, ha explicado la investigadora de la Universidad de Coimbra (Portugal) Silvia Castro, quien ha recordado que el cambio del uso del suelo y otras acciones del ser humano han acelerado la extinción de muchos grupos de especies.

Modelos predictivos

CropPol pretende compilar los datos de los estudios realizados, ayudar a crear modelos predictivos y facilitar el intercambio de conocimiento ya que los datos son abiertos y se pueden consultar en línea en su web -www.beeproject.science/croppollination-.

Además, la base de datos está viva y en continuo crecimiento y su diseño permite que personal científico e instituciones que quieran colaborar en el futuro y compartir nuevos datos sobre polinización puedan agregarlos de manera sencilla y automática.

“Concebimos la idea de crear esta base de datos en 2018, pero su construcción comenzó a finales de 2019. Nos ha llevado casi dos años recopilar y limpiar la información de los más de 200 estudios recibidos”, ha detallado el coordinador de OBServ e investigador de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, Ignasi Bartomeus.

Los datos recolectados en CropPol servirán para predecir el nivel de polinización esperado de diferentes cultivos de todo el mundo gracias al trabajo de más de cien especialistas de otras tantas instituciones.

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com