RECICLAJE ACEITE

Barcelona ofrece recipientes retornables para recoger el aceite de cocina

Un operario trabaja en el reciclado del aceite doméstico usado. (Andalucía). EFE/Manuel Rus

El Ayuntamiento de Barcelona pondrá a disposición de los barceloneses 200.000 recipientes retornables para recoger el aceite de cocina usado a través del centenar de Puntos Verdes de la ciudad.

Gratuitamente, a partir del 1 de octubre, los ciudadanos podrán dejar su bote de aceite usado en los Puntos Verdes y salir con un nuevo envase, limpio y preparado para ser usado de nuevo.

La medida pretende facilitar el reciclaje a los ciudadanos, aumentar la recogida de aceite de cocina usado y generar actividad económica en el ámbito de las personas con discapacidad.

El Ayuntamiento de Barcelona estima que con el nuevo sistema, el volumen de aceite vegetal recogido puede crecer un 20 % en el primer año respecto a 2013 y llegar a los 335.000 litros.

Las mismas fuentes han señalado que desde 2012 ha ido bajando el volumen de aceite de cocina recogido.

En 2013 se notó un descenso del 10 % respecto del 2012 y en el primer semestre de 2014 se han recogido 141.007 litros, lo que representa un 5,5 % menos que en el mismo periodo de 2013.

El nuevo sistema comportará la creación de puestos de trabajo que se cubrirán con la contratación de personas con discapacidad intelectual, física o sensorial.

Inauguración oficial de una planta que pone en valor el aceite vegetal usado del Grupo Fundación San Cebrián, donde ha defendido el potencial de los Servicios Sociales como motor de generación de empleo y actividad si se apuesta por el reciclaje y las personas con discapacidad para hacer todo tipo de trabajos. EFE

Inauguración de una planta que de aceite vegetal usado, que defiende la apuesta por el reciclaje y las personas con discapacidad para hacer todo tipo de trabajos. EFE

La gestión del aceite recogido la realizará por la Fundación Asproseat, que incorpora 14 nuevos puestos de trabajo para el proceso de vaciado, limpieza y recogida de los botes, de los que 13 son para personas con discapacidad.

El aceite de cocina usado que se recoja se distribuirá a diferentes empresas, donde se procesará y se destinará en un 88 % a la fabricación de biodiesel que será distribuido por diferentes comercializadoras.

La última campaña de fomento del reciclaje del aceite usado del Ayuntamiento de Barcelona fue en 2011, a finales del pasado mandato, en la que se distribuyó gratis un recipiente llamado ‘Olipot‘, que no resultó ser demasiado práctico pero aumento en un 60 % la cantidad de aceite recogida. EFE




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com