CORONAVIRUS BARCELONA

Barcelona analizará el agua para detectar brotes de COVID-19 precozmente

Vista de la playa del Somorrostro de Barcelona. EFE/Alejandro García

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este martes dos proyectos de investigación europeos que analizarán la presencia del SARS-CoV-2 en las aguas residuales y de baño de la ciudad para detectar precozmente rebrotes de COVID-19.

En una rueda de prensa en el muelle de la playa del Somorrostro, el concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, y la edil de Salud, Gemma Tarafa, han destacado que estas investigaciones permitirán anticipar la respuesta a los rebrotes y, en consecuencia, gestionar mejor la pandemia.

“Las aguas nos pueden ayudar a detectar futuros brotes un poco antes o si detectamos niveles de material genético del virus en el agua podemos estar anticipando, en caso de no ver ningún aumento, un número importante de asintomáticos”, ha detallado Tarafa.

“El análisis de aguas residuales se ha avanzado a la detección de casos clínicos”, ha destacado la catedrática de Microbiología de la Universidad de Barcelona (UB) y jefa del laboratorio de Virus Contaminantes de Agua y Alimentos, Rosina Gironès, que ha señalado que el análisis del agua puede ser un método de monitoreo del virus más barato y simple.

Monitorear el agua residual

Gironès ha explicado que desde el inicio de la pandemia han llevado a cabo muchos análisis de aguas residuales de distintas poblaciones y ha señalado que “reflejan muy bien lo que pasa en la población”.

“Pensamos que este monitoreo del agua residual puede ser un programa a largo plazo para que, incluso cuando no haya tantos casos y no se tenga que invertir este esfuerzo tan grande en análisis personalizados, se pueda seguir haciendo el seguimiento epidemiológico a partir de unos ensayos que son infinitamente más baratos y que permiten hacer el seguimiento de una comunidad completa tan grande como se desee”, ha subrayado la experta.

Los dos proyectos, denominados Life iBathwater y H2020 Scorewater, se llevan a cabo con distintas universidades y centros de investigación catalanes y europeos que analizan el comportamiento del virus en el agua.

Para llevarlos a cabo se han instalado dos estaciones en las playas del Somorrostro y Bogatell, que analizan la presencia del SARS-CoV-2 en las aguas de baño y residuales.

A partir del mes de septiembre se recogerán datos desde una nueva estación ubicada en el barrio del Poblenou y más adelante desde Sarrià y el Carmel para estudiar el comportamiento del virus a nivel de barrio. EFEverde




Secciones:                
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com