BIODIVERSIDAD CET√ĀCEOS

El lenguaje de las ballenas, conversaciones en el fondo del mar

Imagen de archivo. EFE/Esteban Biba.

Sara Elisa Fernández.- En las profundidades del océano, allí donde no llega la luz, el sonido es fundamental para la vida de las ballenas. No es solo su método para comunicarse con otros ejemplares o recabar información en un ambiente a oscuras, sino que, gracias a él, también conciben su autopercepción.

El doctor en biolog√≠a y director del Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), Bruno D√≠az L√≥pez, explica en una entrevista con EFEverde que mientras algunas especies como la¬†ballena¬†azul emiten sonidos a muy baja frecuencia -imperceptibles para el o√≠do humano- , otras como la¬†ballena¬†jorobada o ‘yubarta’ producen sonidos dentro de nuestro rango audible, dando lugar a su c√©lebre canto.

Los delfines, al habitar cerca de la costa, han sido un frecuente objeto de estudio ac√ļstico, sin embargo, de las¬†ballenas¬†todav√≠a se desconocen numerosos aspectos al habitar entre 5 y 10 kil√≥metros mar adentro: “Se est√°n haciendo expediciones en Marte, pero todav√≠a no sabemos lo que ocurre el fondo de nuestros oc√©anos”, explica D√≠az.

A d√≠a de hoy, no se ha podido comprobar que cada sonido emitido “tenga un significado concreto”, pero s√≠ sabemos que, gracias a ellos, las¬†ballenas¬†informan a otros ejemplares sobre su comportamiento, su estado an√≠mico o incluso se jactan “de un buen estado de salud para resaltar su atractivo a la hora de buscar una pareja”.

Algo “curioso” al respecto es que las¬†ballenas¬†pueden aprender cantos, del mismo modo que nosotros memorizamos canciones: al parecer su lenguaje es un rasgo “cultural” de cada poblaci√≥n, que individuos ajenos a ella comienzan a imitar cuando llega un nuevo ejemplar a determinada zona geogr√°fica.

Los sonidos que emiten las¬†ballenas¬†pueden transmitirse a “largu√≠simas distancias” y su estudio es “una ciencia muy reciente”, as√≠, por ejemplo, durante la Guerra Fr√≠a se pensaba que estas frecuencias proced√≠an de s√≥nares rusos, puntualiza D√≠az. Y a√Īade que “una¬†ballena¬†en Galicia puede estar conversando con otra en la costa de Nueva York”.

Las ballenas, muy sociables

En este sentido, el bi√≥logo marino y director del centro “Biosean”, Misael Morales, explica a EFEverde que esto es posible porque en el agua el sonido se transmite mucho mejor, “hasta 4 veces m√°s r√°pido”, y que, gracias a estas conversaciones intercontinentales, las¬†ballenas¬†logran establecer rutas migratorias, encontrar potenciales parejas e incluso buscar nuevas poblaciones con las que reagruparse al otro lado del planeta: “Son animales que recorren distancias enormes y que se mueven de un hemisferio a otro, dependiendo la √©poca del a√Īo”.

Pese a que en nuestro imaginario colectivo las¬†ballenas¬†son animales solitarios, en realidad “son muy sociales”; cuando se separan de su grupo para ir a buscar alimento emplean la ac√ļstica para volver a reencontrarse con ellos, ya que “cada uno tiene su propia voz y emite sonidos reconocibles para los dem√°s”.

Sin embargo, Morales aclara que de momento no han percibido diferencias entre el canto de los machos y el de las hembras, ni siquiera entre cr√≠as o adultos -solo las han encontrado entre especies- y agrega que “cuando hay un grupo grande reunido es dif√≠cil detectar qu√© ejemplar est√° emitiendo sonidos”.

La principal diferencia del lenguaje de las¬†ballenas¬†con el de los delfines es que estos √ļltimos tambi√©n se sirven de la ecolocalizaci√≥n, una capacidad que les permite interpretar el eco de los sonidos que emiten para conocer los objetos a su alrededor, pudiendo detectar el tama√Īo de sus presas y d√≥nde se encuentran.

Especie de radar

“Es una especie de radar que les permite crear una imagen mental de su entorno”, resume el bi√≥logo.

Por √ļltimo, advierte de que el aumento progresivo del ruido en los oc√©anos supone una “grave amenaza” para especies con altas habilidades ac√ļsticas como los cet√°ceos.

“Es como intentar entablar una conversaci√≥n en un concierto de rock”, sentencia Morales, y a√Īade que las principales consecuencias de esta “contaminaci√≥n” son el abandono de h√°bitats y de cr√≠as, adem√°s de da√Īos en su salud, biolog√≠a y ecolog√≠a. EFEVerde

 




Secciones:            
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com