LINCE IBÉRICO

Bajar la protección del lince de “peligro crítico” a “peligro” sería un éxito, dice un experto

  • En diez años se ha pasado de 200 a 332 ejemplares, según el censo de 2013

Bajar la protección del lince de Kiki, un lince liberado este mes en Castilla La Mancha. EFE/Beldad

Rebajar la actual categoría de amenaza del lince ibérico, en peligro crítico de extinción, al siguiente nivel (en peligro) sería un "éxito", un "reconocimiento objetivo" al esfuerzo e inversión realizados en la última década.

Durante su intervención en un curso de verano de la Universidad Complutense, el director del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Portugal, Rodrigo Serra, ha recalcado que la decisión de rebajar dicha categoría obedecerá en exclusiva a criterios objetivos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Lista Roja de amenaza

La Lista Roja Mundial de la UICN recoge los siguientes escalones de amenaza: en peligro crítico (una especie afronta un riesgo extremadamente alto de extinción en estado silvestre); en peligro (riesgo muy alto); vulnerable (riesgo alto), casi amenazado y preocupación menor.

En 2015, según Serra, esta organización intergubernamental prevé revisar el estatus del lince ibérico (Linx pardinus), considerado el felino más amenazado del mundo; basándose en aspectos como el tamaño de la población; individuos maduros; duración de una generación; reducción de la población y áreas de ocupación.

“Es obvio que si estamos trabajando en la conservación de la especie, desde las administraciones al más alto nivel, pasando por investigadores, colegios o medios de comunicación, es un éxito lo que se ha conseguido”, ha añadido Serra en el curso “Al otro lado de las rejas. Bienestar en animales salvajes”, organizado por la Facultad de Veterinaria de la Complutense.

Sin embargo, ha matizado, “hay que remarcar que una especie en peligro sigue estando en peligro. No se puede aflojar, porque si no en medio año o dos años regresamos a la misma situación”.

En este contexto, ha explicado que los fondos económicos destinados al felino deben llegar “por un proceso, plan o programa, cuyo objetivo es colocarle en el mejor estatus de conservación posible, es decir, que deje de necesitar gestión directa”.

La cría y la reintroducción 

A lo largo de este año, 44 ejemplares se reintroducirán en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal. Todos proceden de cuatro centros de cría en cautividad del Programa de Conservación Ex Situ del Lince Ibérico en España y Portugal, Olivilla, Acebuche en Andalucía, Zarza de Granadilla en Cáceres y Silves en Portugal, que han contribuido de manera esencial a que hoy exista la mayor población de lince de la década.

El último censo arroja un saldo de 332 ejemplares; en 2005 se situaban por debajo de los 200 individuos.

En 2013, las instalaciones portuguesas del centro portugués, en Silves, utilizaron 28 hembras para reproducir, con el resultado de 43 cachorros; en 2014 la cifra ha disminuido a 18 hembras porque “no sabíamos cómo iba a evolucionar la enfermedad de los conejos ni tampoco en qué fecha iban a iniciarse los proyectos de reintroducción”.

Esa es la razón por la que “decidimos emparejar menos; no podemos ir por delante de los programas de reintroducción”, ha afirmado.

Uno de los problemas del lince es que es un animal especialista, es decir, solo se alimenta de conejos, que están sufriendo el ataque de una nueva cepa de la neumonía hemorrágica vírica.

Otra dificultad es gestionar el estrés de los linces en cautividad y que no cronifique.Entre las muchas técnicas utilizadas para minorarlo, el centro portugués, situado en Silves, emplea una garrapata para extraer sangre, podrían denominarse “jeringuillas portables” y que evitan tener que capturar al felino en la jaula y después sedarlo.

La garrapata, procedente de América Latina y libre de patógenos, se cría en cautividad en laboratorios seguros. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies