NATURALEZA AVIFAUNA

Modifican 61 postes eléctricos en Zamora por la muerte de aves

Los tendidos eléctricos siguen siendo "trampas mortales" para muchas aves. Foto Raúl Casado (EFE) Fotografía de archivo. EFE/Raúl Casado

La empresa Iberdrola ha modificado, a petición de la Junta de Castilla y León, 61 postes eléctricos de la reserva natural de las Lagunas de Villafáfila (Zamora), que concentra la mitad de las aves acuáticas censadas en la comunidad autónoma, para reducir así la mortandad de aves en la zona.

Unas cincuenta aves mueren al año

La actuación se ha llevado a cabo después de que un estudio sobre la incidencia de los tendidos eléctricos en la avifauna de la reserva determinara que en la zona se registraba una mortalidad de unas cincuenta aves al año, según ha detallado este martes la Delegación Territorial de la Junta en Zamora.

El estudio, remitido desde la Dirección General del Medio Natural del Gobierno regional a la distribuidora eléctrica apuntó a que entre las especies afectadas figuraban algunas protegidas como el águila real o el cernícalo común.

A raíz de ese estudio, Iberdrola decidió intervenir para evitar las electrocuciones y acordó, tras el intercambio de información con la Junta de Castilla y León, reducir la “grave amenaza” que suponían los tendidos para la fauna, según ha precisado el Gobierno autonómico castellanoleonés.

Las muertes de aves en el entorno de las Lagunas de Villafáfila se habían producido tanto por la colisión con el tendido como por electrocución.

Tendidos eléctricos

Por ello, la empresa eléctrica “sensibilizada” con la cuestión por la importancia de ese espacio natural y los daños que se causaba a la avifauna, actuó para modificar en los dos últimos años sesenta y un postes de su propiedad, entre los que se incluían todos sobre los que la Junta pidió acometer modificciones.

Además de esa actuación, Iberdrola colocó hace dos años salvaparajaros en la línea eléctrica entre San Agustín del Pozo y Villafáfila, en la que en 2017 se habían registrado las muertes de dos machos y una hembra de avutarda.

Ese mismo año, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente inició en la reserva natural de las Lagunas de Villafáfila el estudio detallado sobre la incidencia de los tendidos en la avifauna existentes en la zona.

El estudio se inició con la localización sobre el terreno de todos los apoyos de tipo peligroso para la electrocución de aves situados fuera de casco urbano y posteriormente se determinó la mortandad de aves cifrada en unas cincuenta al año. EFEverde

Te puede interesar:

Una unidad canina rastreará aves accidentadas en los tendidos eléctricos

 

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com