AVES

Las aves son el gran “termómetro” del estado del medio ambiente

Las aves son el gran Foto cedida de un chorlo semipalmado (Charadrius semipalmatus). EFE/Autoridad de Turismo de Panamá

El ornitólogo estadounidense, Tom Schulenberg, comentó en Panamá que los cambios tanto en las migraciones de las aves como en sus poblaciones son el mejor indicador del estado del medio ambiente y nos permiten llegar a conocer los efectos que el cambio climático está provocando en nuestros bosques.

“A diferencia de otros animales, como por ejemplo los felinos, las aves son muy fáciles de ver, de escuchar y de contabilizar. Los cielos están llenos de pájaros y por eso su estudio es una herramienta muy poderosa para conocer los efectos del cambio climático”, afirmó en una entrevista con Acan-Efe Tom Schulenberg, biólogo de la Universidad de Cornell, en Nueva York.

Las aves frente al cambio climático

En Estados Unidos, explicó, hemos observado que en los últimos años “muchísimas” especies están migrando hacia los estados más norteños e incluso hacia Canadá por culpa del calentamiento global.

“En Nueva York, donde yo vivo ahora mismo, hay especies que no se veían desde hace más de 40 años. El cambio climático es una realidad y las aves lo están sintiendo”.

En Latinoamérica, la zona que más preocupa a los ornitólogos es la región andina, un mosaico de distintos bosques donde el aumento de las temperaturas está provocando la desaparición de muchos árboles.

aves

Fotografía cedida que muestra ejemplares del pato silbador aliblanco en Panamá. EFE/Autoridad de Turismo de Panamá

“A medida que se escala la montaña, la altura de los árboles empieza a disminuir porque hay más lluvias y hace más frío. El calor está alterando la morfología de los bosques, los bosques de bajura se están expandiendo, y los aves que no se adapten a estas nuevas condiciones no tendrán donde ir”, lamentó.

Censo internacional de aves

Schulenberg es uno de los impulsores del denominado “Global Big Day”, un evento internacional nacido en la Universidad de Cornell que se ha celebrado este sábado en más de 150 países por cuarto año consecutivo y cuyo objetivo es tratar de censar el mayor número posible de especies de aves en un solo día.

“En el mundo hay cerca de 10.000 tipos de aves y el año pasado logramos registrar cerca de 6.600 tipos, casi dos tercios del total. No se necesita ser un experto para participar. Queremos que la gente se pare al menos 10 minutos una vez al año, se relaje, mire al cielo y tome conciencia del mundo que le rodea”, indicó.

En la edición del “Global Big Day” 2017, el país que consiguió registrar el mayor número de especies de aves fue Colombia (1.484), seguido de Perú (1.331), Ecuador (1.258) y Brasil (1.081).

Panamá, a pesar de tener más tipos de aves que Estados Unidos y Canadá juntos y de ser el país con la mayor diversidad de Centroamérica, tan solo fue capaz de alcanzar la onceava posición y de registrar 585 tipos de pájaros, muy lejos de las 1.000 especies que alberga y muy por detrás de Costa Rica (647) y México (757), indicó el científico.

Schulenberg aseguró que la principal razón de este “mal resultado” fue que la convocatoria no tuvo mucho alcance y que participaron pocos voluntarios, de ahí que este año se hayan unido medio centenar de asociaciones e instituciones públicas para conseguir que Panamá consiga estar al menos entre los ocho primeros países.

El avistamiento de aves, concluyó, “libera endorfinas”, es una industria turística muy poderosa que mueve cada año millones de dólares y es una herramienta “poderosa” para combatir el cambio climático. EFEverde




Secciones:                    

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies