DÍA OCÉANOS

SEO/BirdLife: “Más de un tercio de aves marinas sufre algún tipo de amenaza”

  • La población global de aves marinas ha sufrido un declive del 70% en tan solo 60 años y según datos de la organización SEO/BirdLife, “más de un tercio de aves marinas sufre algún tipo de amenaza”

SEO/BirdLife: Varios pingüinos rey caminan por el zoo de Blijdorp en Rotterdam, Holanda. EFE/Marten Van Dijl

EFEVERDE.- La población global de aves marinas ha sufrido un declive del 70% en tan solo 60 años y en España se encuentra la especie más amenazada de Europa, la pardela balear, según datos de la organización SEO/BirdLife, que asegura que "más de un tercio de aves marinas sufre algún tipo de amenaza"

En un comunicado de prensa de esta organización ecologista se señala que España, que incluye tres regiones biogeográficas distintas (eurosiberiana, mediterránea y macaronésica), tiene una localización estratégica para albergar estas aves marinas y es el país que mayor diversidad posee de la UE

“Suelen pasar desapercibidas cuando se tratan los problemas de conservación de los océanos, pero lo cierto es que la mayor parte de las aves marinas pasan casi el 90% de su vida en el mar, donde se alimentan”, indica la nota.

De hecho, son un importante indicador del estado y calidad de los ecosistemas marinos. “Y, en la actualidad, no ofrecen buenas noticias: las aves marinas representan el grupo de aves más amenazado a escala internacional”.

Más de un tercio de las 346 especies conocidas presentan algún tipo de amenaza y, según los últimos datos, su población global ha sufrido un declive del 70% en tan solo 60 años, entre 1950 y 2010.

“Unos océanos sanos, un planeta sano”

En el Día Mundial de los Océanos, que se celebra hoy bajo el lema ‘unos océanos sanos, un planeta sano’, SEO/BirdLife urge a reforzar la conservación de las aves marinas para garantizar mares saludables.

Más de 40 especies son regulares en sus aguas y más de 20 nidifican en sus costas, islas e islotes. Entre ellas, la especie más amenazada de todo el continente europeo: la pardela balear (Puffinus mauretanicus).

Con apenas 3.000 parejas, que se reproducen exclusivamente en las Islas Baleares, la población de esta especie se encuentra en serio declive y, de seguir el ritmo actual -asegura la organización-, podría extinguirse en cerca de 60 años.

También en esta edición del Día Mundial de los Océanos se presta especial atención a la contaminación por plástico que afecta a mares y océanos. Estos desechos -que, según un estudio publicado en la revista Science aumentan en ocho millones de toneladas cada año- se degradan lentamente, contaminando el medio y a los animales marinos, que confunden las partículas de plástico con alimento.

En el caso de las aves marinas, se añade el problema de los enganches en el pico, algo que ocurre especialmente en ejemplares juveniles y que, en muchos casos, les ocasiona la muerte.

Pasos hacia delante  en materia de conservación

Una investigación publicada en la revista Marine Pollution Bulletin, liderada por técnicos de SEO/BirdLife, estimó que más del 1% de los alcatraces de las costas ibéricas, canarias y norteafricanas portaban plástico enganchado al pico. En algunas zonas, llegaban a alcanzar valores del 20%.

“En los últimos años, España ha experimentado pasos hacia adelante en materia de conservación de aves marinas. Al menos, en el papel. Entre otras medidas, se ha extendido la superficie marina protegida por la Red Natura 2000 del 1% al 8%, incluyendo un 5% de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA)”.

Asimismo, se ha dado un giro hacia la sostenibilidad ambiental en la política pesquera comunitaria, que incluye un plan de acción europeo para minimizar las capturas accidentales de aves que está en vías de trasposición a legislación estatal.

Por último, se han puesto en marcha las Estrategias Marinas, que deberán asegurar un enfoque integrador a la hora de gestionar el medio marino, garantizando su buen estado de conservación.

Precisamente en 2016 se han propuesto los programas de medidas que deberían permitir lograr estos ambiciosos objetivos.

“Sin embargo, el estado de conservación de los mares dista aún de ser adecuado. Están sometidos a un sinfín de presiones humanas: contaminación, destrucción de hábitats, sobrepesca, especies exóticas y cambio climático, solo por nombrar algunas”, explica el biólogo Pep Arcos, responsable del programa marino de SEO/BirdLife. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies