AVES SEGUIMIENTO

El 37% de las aves comunes españolas se encuentra en situación desfavorable

Gorrión común. Imagen cedida por SEO/BirdLife

El 37% de las aves comunes de España se encuentra en situación desfavorable y ve amenazada su supervivencia y su conservación, una circunstancia especialmente preocupante en los medios agrícolas que aconseja tomar medidas legales para proteger su biodiversidad y nuestro bienestar.

Esta es una de las principales conclusiones del programa de ciencia ciudadana Sacre, presentado este martes por Seo/BirdLife, que se ha llevado a cabo los últimos 25 años a partir del trabajo de campo de cerca de 3.000 voluntarios que han proporcionado datos con los que la Ong ha podido conocer la situación y el estado de conservación de 114 especies de aves propias de medios urbanos, agrícolas, forestales o arbustivos.

El resultado de esta investigación es que muchas de las aves “comunes, que tradicionalmente nos han acompañado en nuestro refranero durante generaciones, presentan un alarmante estado de conservación que hace que exista el peligro de que nos estemos quedando sin gorriones, golondrinas o codornices, de manera que lo común está dejando de serlo”, ha declarado Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

62% de las aves en peligro tienen descenso poblacional

De las conclusiones del Programa de Seguimiento de Aves Comunes en Primavera (Sacre) se deduce que el 44% de las especies analizadas presentan una tendencia poblacional positiva y otro 19% refleja una situación estable en sus poblaciones, pero el 37% se encuentra en situación desfavorable y de ellas 26 (el 62%) han tenido un descenso poblacional superior al 30% en los últimos 25 años.

Especies como el alcaudón real, la alondra común, calandria común, codorniz común, collalba gris, collalba rubia, curruca rabilarga, escribano cerillo, escribano montesino, golondrina común, grajilla occidental y perdiz roja se han visto afectadas por este declive que Juan Carlos del Moral, coordinador de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife, atribuye al estado de conservación de los hábitats o a fenómenos climatológicos como el temporal Filomena, que a pesar de su fuerza no evitará que “muchas especies resilientes sigan criando y se vayan recuperando”.

Entre los casos mas representativos de aves en declive, este experto ha citado las que habitan en medios urbanos, como el gorrión común o el vencejo, mientras que se observa una importante evolución positiva de la tórtola turca, del estornino negro o de nuevas especies en este medio como la paloma torcaz o la exótica invasora cotorra argentina, aunque esta última no esté incluida en el cálculo de la tendencia en estos medios.

Según Del Moral, precisamente la exótica invasora cotorra argentina es una de las causas que influye en el declive de las poblaciones de especies urbanas ya que “son competencia para gorriones o vencejos, pues son más listas a la hora de atrapar el alimento”, al igual que sucede con las urracas que, procedentes de los cotos de caza, se comen en las ciudades los huevos de las especies tradicionales que, además, ven aminorados sus puntos habituales de cría.

Situación preocupante de las aves de medios agrarios

Pero son las aves ligadas a medios agrarios, especialmente de las asociadas a cultivos herbáceos y a la campiña cantábrica, las que presentan la situación más preocupante por el declive constante que muestran a lo largo de los años, un problema que se ha observado por ejemplo en el sisón, el aguilucho cenizo, la codorniz, o las calandrias, según ha explicado Del Moral.

Para Ana Carricondo, coordinadora de los Programas de Conservación de SEO/BirdLife, Sacre constituye el único indicador de España que permite medir la biodiversidad de las aves, que proporciona información para identificar a las especies que requieren algún tipo de protección legal o que ayuda a “reclamar medidas de conservación para trabajar en beneficio de la biodiversidad de las aves y de nuestro propio bienestar”.

“Programas como Sacre han servido además para sentar jurisprudencia”, ha añadido Asunción Ruiz y ha recordado que en los últimos 20 años los tribunales ha utilizado datos obtenidos a partir de estos programas de seguimiento para defender la naturaleza y la propia SEO los emplea “cuando no existe otra vía de negociación posible”.

Unos datos que, según Ruiz, cobran especial valor en este momento, en el que “si queremos de verdad evaluar si las medidas que se adopten en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se orientan hacia la transición ecológica, herramientas como el Sacre pueden ser de la máxima utilidad para averiguar si estamos haciendo las cosas bien”.

Los responsables de SEO/BirdLife han agradecido el trabajo desarrollado por “investigadores, pajareros o contadores de pájaro” ya se trate de ornitólogos o de voluntarios, que han demostrado que observar o escuchar las aves “da felicidad” y es “algo más que un capricho de aficionados”, a los la directora ejecutiva de la ONG ha animado a participar en los cursos de formación que imparten “para que la gente gane oído” y salga al campo a hacer seguimiento de las especies.

“Mas allá de gorriones, golondrinas o codornices, el programa Sacre habla del estado de alarma de la biodiversidad” ha añadido Asunción Ruiz, quien ha lamentado que “todas las aves con el ‘apellido’ común estén dejando de serlo, en especial las de los medios agrarios” y por ello ha reclamado a las administraciones que adopten “políticas y cambios sectoriales que resulten beneficiosos para la salud de los ecosistemas y para nuestra propia salud”. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com