PERÚ CONTAMINACIÓN

Autos usados, contaminan el aire en Lima

Autos usados, contaminan el aire en Lima

Convertida en una ciudad con los peores índices de calidad de aire en Latinoamérica, Lima afronta un serio problema causado por los automóviles usados, que se han convertido en los principales emisores de gases y partículas que generan la alta contaminación.

Un informe difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la semana pasada que el norte de la capital peruana, conocido como Lima Norte, encabeza los índices negativos en calidad de aire en la región.
En este caso específico, el informe reportó 58 microgramos de partículas contaminantes PM 2,5 por metro cúbico, casi seis veces el límite establecido por la OMS.

Al comentar estos índices, la directora del programa de Política y Gestión Ambiental de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Isabel Calle, afirmó a Efe que entre el 75 y 80 % de la polución del aire en Lima “viene del parque automotor”.
En la capital peruana hay alrededor de 1,3 millones de vehículos motorizados, de los más de 2,1 millones de todo el país, según datos de 2012 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei).
En la capital peruana a los autos particulares se suma una gran cantidad de taxis y de vehículos de transporte público, entre los que figuran las “combis”, camionetas rurales en su mayoría en mal estado que recorren las calles con maniobras temerarias.

Humos tóxicos

Calle explicó que, en general, la calidad del aire en el país se vio perjudicada por normas que permitieron en los años 90 la importación de autos usados, que hasta ahora recorren las vías expidiendo humos tóxicos.
La experta también señaló que la falta de implementación de un bono del chatarreo, planteado para otorgar un bono económico a los dueños de autos viejos para que compren otros nuevos, ha contribuido a mantener vehículos casi obsoletos, que no podrían circular en otras ciudades del mundo.
Otro factor que eleva la contaminación es la alta concentración de dióxido de azufre en el combustible que se produce en algunas regiones del interior del país.
Consultado por Efe, el especialista ambiental del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) Rafael Aliaga comentó que la contaminación en el aire aumenta en verano.
“En la época que estamos, de otoño entrando a invierno, las concentraciones van a bajar por las precipitaciones. Es como si hiciéramos un lavado de la atmósfera cuando llueve…Eso hace que las concentraciones bajen”, remarcó Aliaga.
Ante este problema, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, reconoció el jueves que existe preocupación por el alto nivel de contaminación en Lima y que, por ese motivo, se están implementando medidas para contrarrestarlo.

Anticiclón

Pulgar-Vidal dijo que entre las acciones están el proyecto “aire limpio”, que incluye un plan nacional para mejorar la calidad del aire, y la firma de un contrato para la desfulzurización de los combustibles.
Desde el pasado 1 de mayo, además, se ha aprobado un proyecto que establece el cobro de mayores impuestos a las empresas que produzcan combustibles más sucios.
Pulgar-Vidal señaló que se irán implementado acciones de control ambiental en calderas, ladrilleras, empresas de generación eléctrica y papel, así como la promoción del uso de gas vehicular.
El ministro aseguró que uno de los factores de la alta contaminación del aire en el caso de Lima Norte es que la zona recibe un “anticiclón” que hace que el viento concentre en ese lugar los elementos contaminantes de la ciudad.
El viceministro de Gestión Ambiental, Mariano Castro Sánchez-Moreno, remarcó, por su parte, que las causas de la contaminación en Lima “son estructurales y generales.”
“No hay nada particular en Lima Norte que deba atacarse de manera diferente” al resto de la ciudad, concluyó. EFE.




Secciones:   
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com