AUSTRALIA RANAS

El misterio de las ranas en Australia, aumentan tras el ataque de un hongo

El misterio de las ranas en Australia, aumentan tras el ataque de un hongo EFE/Donald McKnight

La inesperada recuperación de las poblaciones de ranas en el norte Australia, cuando hace tres décadas estuvieron a punto de desaparecer por los efectos de un hongo, es el objetivo de un equipo de investigadores del país.

Fuentes académicas explicaron hoy de que en las décadas de 1980 y 1990 un brote del hongo chytridiomycosis provocó la disminución o desaparición de varias especies de rana en la zona conocida como Wet Tropics,  Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, en el estado de Queensland, al noreste del país.

El investigador Donald McKnight indicó que el patógeno prolifera en sitios fríos y elevados, y que la mayor afectación se documentó en mesetas donde ahora las poblaciones de estos anfibios se recuperan ahora pese a que la enfermedad persiste.

Como ejemplo, McKnight citó a la rana de cascada, ausente en todos los sondeos realizados en la década de 1990 en el parque nacional de Girramay pero de la que volvieron a detectarse ejemplares a partir de 2001.

El investigador aseguró que ahora esta especie y otras como la rana de niebla común proliferan en muchos lugares elevados.

Lo que vemos es que la recuperación de las poblaciones ha sido amplia y pronunciada en el caso de la rana de cascada y de rana de árbol de ojos verdes“, dijo el investigador en un comunicado de la Universidad James Cook.

Las poblaciones en la meseta de rana de árbol de ojo verde se recuperan rápidamente e incluso en un punto han vuelto a las cifras previas al declive”, añadió.

Varias hipótesis

La investigación baraja como hipótesis para explicar esta recuperación los cambios en el comportamiento de las ranas, de su sistema inmunológico y de la comunidad bacteriana que lo habita.

Otras posibilidades son que la enfermedad se haya hecho menos virulenta, que haya habido cambios en el medio a condiciones menos favorables para el hongo o que el brote patógeno fuera provocado por factores ambientales que no se han repetido.

Otro estudio publicado este año por la JCU señaló que el hongo se reproduce mejor en temperaturas entre 17 y 25 grados centígrados, y encontró que las ranas de bosques secos más expuestas al sol sobrevivieron mejor que las de bosques tropicales. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies