CRISIS CLIMÁTICA/COP26

Aumenta la presión sobre Johnson para que nombre a un presidente de la COP26

British Prime Minister Boris Johnson visits Berlin Recurso de archivo. Johnson con Merkel

Londres (EFE).- La presión sobre el primer ministro británico, Boris Johnson, para que nombre al nuevo presidente de la cumbre climática COP26 se ha incrementado después de que los expertos advirtieran de que puede perjudicar los objetivos del encuentro que se celebrará el próximo mes de noviembre en Glasgow (Escocia).

Tras despedir el pasado viernes a la presidenta Claire O’Neill con el argumento de que el puesto debía ser ocupado por un miembro del Gobierno, Johnson le ofreció el cargo al ex primer ministro David Cameron, que está retirado de la política activa y que lo rechazó por esta razón.

Johnson tampoco obtuvo una respuesta positiva del exlíder del Partido Conservador y antiguo ministro de Exteriores William Hague, por lo que la prensa especula con que el próximo candidato con más opciones es el “número dos” del Ejecutivo, Michael Gove.

Aunque en los últimos meses se ha ocupado de gestionar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Gove cuenta con experiencia en el sector medioambiental, ya que ejerció como ministro del ramo en el Gobierno de Theresa May.

Otro posible candidato es el parlamentario y exlíder de los tories Michael Howard, que también dirigió el departamento de Medio Ambiente y en los últimos años ha defendido la necesidad de tomar medidas urgentes contra la emergencia climática.

La presión sobre el jefe del Ejecutivo se debe a que las conversaciones climáticas que se abordarán en la COP26 se han calificado como las más importantes desde que se logró el Acuerdo de París para frenar el calentamiento global en 2015.

La cita de Glasgow se producirá después de la celebrada en Madrid, donde los países no consiguieron consensuar políticas de gran calado para frenar la crisis climática, de modo que se espera que este año presenten planes nacionales más ambiciosos para reducir los gases de efecto invernadero de cara a 2030.

El objetivo marcado por el Reino Unido es convertirse en una economía que emita cero emisiones de CO2 en 2050.

Despido de O´Neill

El despido de O’Neill ha desatado controversia, después de que la expresidenta afirmase, en una carta dirigida a Johnson, que el primer ministro “no entiende” el serio el problema climático.

Además, acusó al “premier” de querer apartar al Gobierno escocés, liderado por los nacionalistas del SNP, de cualquier responsabilidad en la organización del evento e incluso de haber barajado la posibilidad de cambiar de ubicación la cita para que se celebrara en una ciudad de Inglaterra.

Johnson, que ha sido criticado por sus posiciones menos enfáticas a favor de combatir la emergencia climática, se comprometió este martes a adelantar cinco años, hasta 2035, la prohibición de vender automóviles nuevos de diésel, gasolina o híbridos. EFE
ln-rc/vg/ess

Cameron rechaza la oferta de Johnson para presidir la cumbre del clima COP26




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com