INCENDIOS FORESTALES

Así se coordina la extinción del fuego en España

  • El Centro de Coordinación Nacional de Incendios Forestales toma decisiones con una visión de conjunto para asegurar que los medios de lucha contra el fuego se distribuyen de la manera más eficiente.

Así se coordina la extinción del fuego en España Centro de Coordinación Nacional de Incendios Forestales.EFE/Caty Arévalo

Por Caty Arévalo.- Un día cualquiera de verano suele haber en España entre 30 y 40 incendios activos, hasta 100 algunos días de primavera, lo que implica tomar decisiones con una visión de conjunto para asegurar que los medios de lucha contra el fuego se distribuyen de la manera más eficiente para apagar las llamas.

De eso se ocupa, desde el centro de Madrid, un equipo de 30 técnicos del Centro de Coordinación Nacional de Incendios Forestales del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), un órgano fundamental de apoyo a las Comunidades Autónomas, a las que corresponde la prevención, detección y extinción del fuego.

“Nuestra labor fundamental es determinar dónde están las prioridades de trabajo para apoyar a las Comunidades”, señala a Efe, Antonio López, uno de los técnicos de guardia del centro de control.

La sala de control desde la que López y sus compañeros -la mayoría ingenieros de montes e ingenieros técnico forestales- se aseguran de que los incendios cuentan con los medios necesarios para su extinción parece el control de realización de un programa de televisión, con los técnicos concentrados en pantallas propias y en otras de tamaño gigante que rodean la sala.

Entre los monitores grandes que se ven desde toda la sala, hay una imagen con todos los fuegos activos en España en tiempo real, así como la cantidad de medios estatales que están trabajando en cada uno de ellos y su localización exacta.

Seguimiento a tiempo real

Seguimos a tiempo real todos nuestros medios humanos y materiales, a través de los GPS que llevan, lo que nos permite conocer la seguridad de las personas que hay trabajando en un incendio, que es nuestra primera prioridad”, agrega López.

En otra de las pantallas gigantes pueden verse varios mapas de España, uno con la situación meteorológica a tiempo real y otro con la misma en las siguientes horas, gracias a los datos que ofrece un programa informático desarrollado junto con la Agencia Estatal de Meteorología.

El clima, y principalmente la evolución del viento y la temperatura son determinantes en la extinción de un incendio“, indica López.

Los teléfonos del centro de control no paran de sonar.

José Manuel Jaquotot, subdirector de Silvicultura y Montes del MAPAMA, y Antonio López, técnico del Centro de Coordinación Nacional de Incendios Forestales.

Los responsables de extinción de las Comunidades “llaman cuando sufren un incendio que presenta dificultades de extinción y/o que posee gran virulencia o tamaño y necesitan nuestro apoyo”, detalla José Manuel Jaquotot, subdirector de Silvicultura y Montes del MAPAMA.

Una vez recibida esa petición de apoyo los técnicos deciden qué medios asignar en función de varias circunstancias, como el contexto del resto de fuegos activos; la evolución meteorológica; los medios propios de los que dispone la Comunidad Autónoma, o el valor forestal del suelo que se está quemando -un incendio en un parque nacional, por ejemplo, es máxima prioridad-.

Los medios materiales y humanos enviados “pasan a estar a las órdenes de la Comunidad Autónoma a la que van, y bajo la dirección del director técnico de extinción que hayan asignado a ese incendio”, añade Jaquotot.

De los aproximadamente 270 medios aéreos para la extinción existentes en España, 70 -generalmente los aviones de mayor capacidad- pertenecen al MAPAMA, se ubican por todo el territorio y no sólo actúan en la región en la que están sino que son desplazados siempre que se requieren en otras zonas e incluso en Portugal.

Solidaridad interregional

El Estado proporciona medios de gran capacidad y una visión de solidaridad interregional para apagar los incendios”, afirma López.

El MAPAMA dispone también de drones y aviones de observación que envían fotos y vídeos que permiten analizar la evolución de un incendio, o lo vigilan por la noche a horas en el que el resto de medios no pueden trabajar.

La información que aportan estos últimos medios sirve a los técnicos de control para asesorar a las Comunidades en la extinción.

En lo que va de año, los medios estatales han realizado cerca de 1.300 intervenciones en cerca de 500 incendios, en un año “malo” en el que se han quemado ya 75.000 hectáreas, “más de un 20 % más que en un año promedio”, asegura Jaquotot.

El subdirector de Silvicultura y Montes insiste, no obstante, en que “aunque sin prevención y sin la influencia del cambio climático habría menos fuegos, la mayoría de los incendios no se producirían si alguien, voluntaria o involuntariamente, no hiciera fuego”.

Y es que el 95 % de los incendios que se producen en España son causados de manera intencionada o accidental, mientras que el resto se producen mayoritariamente a causa de rayos. EFE

https://www.youtube.com/user/efeverdevideos

El fuego arrasa en España el equivalente a 107.000 campos de fútbol




Secciones:                    
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies