Así es...

Así es… el wombat común

Mongabay Latam en @efeverde.-  La fotógrafa y bióloga Romi Castagnino presenta animales captados en cámaras trampa de todo el mundo. En esta ocasión los wombats .

Los wombats rara vez se ven en la naturaleza. Sin embargo, ellos dejan algunas pistas peculiares de su presencia: su heces. ¡Los wombats hacen heces en cubos!

Un wombat adulto produce entre 80 y 100 cubos de 2 cm cada noche. Ellos utilizan las heces para marcar territorios y atraer parejas. Se cree que la forma cúbica hace que las heces sean menos propensas a rodar, lo que hace que esta forma sea una ventaja biológica ya que suelen dejar los cubos en sitios ligeramente elevados como piedras, palos y matas de pastos.

Los wombats son nativos de Australia y son los segundos marsupiales más grandes del país después del canguro. Hay tres especies de wombats: el wombat común, el wombat de nariz peluda del norte y wombat de nariz peluda del sur.

En este nuevo episodio estamos conociendo al wombat común. Estos marsupiales tienen un cuerpo en forma de barril, una cabeza redonda con orejas pequeñas y, patas y colas cortas. Pesan entre 20 y 35 kg y las hembras son un poco más grandes que los machos.

Los wombats son herbívoros, comen principalmente pastos, hierbas, cortezas y raíces. Para facilitarles las cosas, sus dientes incisivos se parecen a los de los roedores que están adaptados para masticar vegetación dura. Además, sus dientes nunca dejan de crecer.

Lee más | Argentina: científicos hallan plásticos en el intestino de una ballena franca austral varada en reserva marina

Este marsupial tiene un metabolismo muy lento, tarda alrededor de 8 a 14 días en completar la digestión. Esto le ayuda a sobrevivir en condiciones áridas donde la comida es escasa. También tiene una gran capacidad intestinal, por lo que puede retener alimentos en sus intestinos hasta por 70 horas.

Los wombats son animales solitarios y el animal excavador más grande del mundo. Con sus dientes frontales y sus poderosas garras crean sistemas de madrigueras que pueden llegar a medir 30 metros.

Una adaptación asombrosa a este estilo de vida de excavación es que los wombats tienen una bolsa marsupial que mira hacia atrás (en comparación con otros animales como los canguros que tienen la abertura de la bolsa hacia arriba). Esto significa que la bolsa donde su cría pasa los primeros cinco meses siempre está protegida de la tierra.

Los principales depredadores de los wombats son los dingos y los demonios de Tasmania. Cuando los marsupiales son atacados, ellos se esconden en un túnel cercano, usando su cuerpo para bloquear al atacante y si el depredador logra entrar a la madriguera, usan sus poderosas piernas para patearlo en la cabeza contra el techo del túnel, o expulsarlo con patadas como las de un burro.

Lee más | Así es … el puercoespín mexicano arborícola

Las mayores amenazas a las que se enfrenta la especie son el pequeño tamaño de su población, la depredación por perros salvajes, la competencia por el alimento debido al pastoreo excesivo de ganado vacuno y ovino y las enfermedades.

Afortunadamente, todas las especies de wombats están protegidas en todos los estados australianos.

En el próximo episodio conoceremos a un primate que es endémico de Madagascar ¡Cuéntanos en los comentarios si sabes de qué animal se trata! ¡Hasta la próxima!

Imagen principal:Wombat. Foto: Rhett A. Butler

 

Este reportaje se publica en EFEverde por gentileza de Mongabay Latam




Secciones: