Así es...

Así es… el tayra

Mongabay Latam en @efeverde.- La fotógrafa y bióloga Romi Castagnino presenta animales captados en cámaras trampa de todo el mundo. En esta ocasión los tayra

¿Sabías que se ha visto a tayras que recogen plátanos verdes, los almacenan para que maduren y después de unos días regresan para comerse la pulpa ablandada?

El tayra tiene varios nombres comunes como eirá, hurón mayor, humayro, y mi favorito: el viejo de monte. Este hermoso animal forma parte de la familia de las comadrejas.

Su nombre científico es Eira barbara. La palabra Eira proviene del nombre del animal en idioma nativo de Perú y Bolivia, mientras que barbara en latín significa «extraño» o «extranjero».

Los tayras se encuentran desde México hasta el norte de Argentina, incluida la isla de Trinidad. Aunque viven en bosques tropicales y subtropicales, los tayras pueden vivir cerca de viviendas humanas. Gracias a esta adaptación, pueden cruzar pastizales y también habitar tierras de cultivo.

Los tayras alcanzan un tamaño parecido al de un perro mediano. Los machos son más grandes y ligeramente más musculosos que las hembras. Sus cuerpos son alargados con pelaje corto de color marrón oscuro a negro. Sus cabezas son robustas y más pálidas que el resto del cuerpo, y en su garganta tienen una mancha amarillenta.

Gracias a esa mancha en la garganta los investigadores pueden identificarlos individualmente. Estos mustélidos son tanto terrestres como arborícolas. En el suelo suelen caminar haciendo movimientos de rebote con la espalda encorvada.

Lee más | Así es… el lobo gris

En los árboles usan su cola larga y tupida para mantener el equilibrio. También están perfectamente adaptados para trepar árboles: sus garras son cortas, curvadas y fuertes. Debido al estilo de vida dual de los tayras, ellos duermen en huecos que encuentran en los árboles o en madrigueras en el suelo.

Los tayras son animales diurnos, aunque ocasionalmente están activos durante la noche. Debido a que tienen una vista relativamente pobre, en lugar de acechar o emboscar a sus presas, ellos las localizan principalmente con el olfato. Para ayudar con esto, alrededor de las almohadillas de sus patas tienen pelos sensoriales.

Hablamos de una especie omnívora oportunista; esto significa que a pesar de que prefiere comer mamíferos pequeños, como ratas, comen lo que está disponible; por ejemplo, frutas, invertebrados y reptiles. También les gusta trepar a los árboles para obtener miel.

Los tayras son animales solitarios, sin embargo, a veces se les ve viajando en parejas o en pequeños grupos de 3 a 4 individuos. Estos animales tienen entre 1 y 3 crías. Cuando nacen, los bebés son ciegos y tienen las orejas cerradas, pero ya nacen cubiertos con pelaje negro.

La hembra cuida sola a sus crías y alrededor de los 3 meses comienza a traerles presas lentas o heridas. De esa forma, las crías empiezan a practicar sus habilidades de caza.

Lee más | En video | Conozcamos al Chimpancé en Candid Animal Cam | Episodio 36

Alrededor de los 6 meses, las crías están completamente desarrolladas y, a los 10 meses, dejan a su madre para establecer su propio territorio, que a veces puede llegar a tener 24 km².

La UICN ubico a los tayras en la categoría de Preocupación Menor, pero tienen una población en declive. Estos animales están amenazados por la pérdida de hábitat tropical debido principalmente a la expansión agrícola. También son cazados para el comercio de mascotas.

En el próximo episodio conoceremos al felino salvaje más grande del hemisferio occidental. ¡Cuéntanos en los comentarios si sabes de qué animal se trata! ¡Hasta la próxima!

Imagen principal: Mongabay.com

Este reportaje se publica en EFEverde por gentileza de Mongabay Latam




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com