Asesinados dos indígenas en Honduras por defender los bosques

DEFENSORES AMBIENTALES

Asesinados dos indígenas en Honduras por defender los bosques

Asesinados dos indígenas en Honduras por defender los bosques Recurso de archivo. EFE/Gustavo Amador

Tegucigalpa (EFE).- La defensa del medio ambiente todavía es peligrosa en muchas partes del mundo. Dos indígenas -padre e hijo- defensores de los bosques en Honduras han sido asesinados en el departamento norteño de Yoro, han informado su familia y activistas de derechos humanos.

Los indígenas tolupanes Salomón y Juan Samael Matute, padre e hijo, respectivamente, fueron “asesinados por defender el bosque”, dijo a periodistas Ramón Matute, hermano del primero.

Agregó que los dos hombres fueron atacados el domingo por una persona armada, a la que no identificó, en la comunidad de Locomapa, a más de 300 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

El hombre insistió en que sus dos familiares fueron asesinados por “defender los derechos de sus comunidades y los derechos de la madre tierra”.

El crimen se consumó pese a que los dos hombres contaban con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerlos de las constantes amenazas que recibían.

Los dos hombres eran integrantes del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), una ONG defensora de derechos humanos que confirmó también el asesinato.

Otros tres tolupanes defensores de los bosques en Honduras fueron asesinados en agosto de 2013 también en Locomapa.

Los tres muertos, incluidos dos hermanos, eran miembros de un grupo de indígenas que mantienen bloqueada una carretera que conduce desde Locomapa a la comunidad de San Francisco, en Yoro, en “protesta por la explotación minera y la tala del bosque”, en esa zona selvática, según activistas.

Honduras es considerado uno de los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente y de la tierra, según informes de Amnistía Internacional y la organización no gubernamental “Global Witness”.

El secretario general adjunto de la ONU para los Derechos Humanos, Andrew Gilmour, instó en julio de 2017 a Honduras a aumentar la protección de las personas defensoras en el país.

Tras concluir su visita a Tegucigalpa, Gilmour expresó en un informe su preocupación por “la violencia que afrontan con valentía los defensores de los derechos humanos”.

Además, exhortó a los funcionarios hondureños a ver a los defensores de derechos humanos “como aliados y agentes útiles de cambio”. EFE
ac/rb/mmg




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com