EDIFICACIÓN SOSTENIBLE

Arquitecta marroquí: “Trataré de impedir que la costa africana se llene de sitios como Benidorm”

  • La directora de Relaciones Internacionales de la Unión Africana de Arquitectos, Firdaous Oussidhoum, sostiene que Marruecos “tiene que hacer un desarrollo urbano, pero sostenible”.

Arquitecta marroquí: La arquitecta marroquí Firdaous Oussidhoum. EFE/Caty Arévalo

Por Caty Arévalo. EFEverde.- Ser mujer y arquitecta en África no parecen ser dos cualidades que vayan a ayudar a la marroquí Firdaous Oussidhoum a lograr que el crecimiento urbanístico que se espera en el continente en las próximas décadas sea sostenible, pero está convencida de que, con el apoyo de la sociedad civil, será posible.

La directora de Relaciones Internacionales de la Unión Africana de Arquitectos, la principal organización de expertos en edificación en este continente desde los años 80, sabe bien hasta qué punto los ciudadanos tienen poder para cambiar el rumbo de las cosas a través de casos que ha vivido en su propio país.

“Entre 2006 y 2008, cuando comenzaron los casos de corrupción en Marbella y se avecinaba el fin de la burbuja inmobiliaria, los constructores españoles venían en hordas a Marruecos buscando replicar el mismo modelo basado en la especulación“, explica Oussidhoum a Efe durante una visita a Barcelona para asistir al Congreso Mundial de Edificación Sostenible (WSB14).

La joven arquitecta recuerda la escena que se repetía en los recibidores de los hoteles de Tetuán en aquella época: planos de bloques de pisos extendidos sobre las mesas y empresarios españoles de la construcción tratando de cerrar acuerdos con propietarios de tierras, gentes de los gobiernos locales.

Acudieron a su estudio buscando su complicidad y les cerró la puerta: “El de construir pisos y pisos es un modelo de negocio vacío, basado en la especulación y sin ningún valor añadido. Como arquitecto, trataré de impedir que la costa africana se llene de sitios como Benidorm”.

Regresar a Marruecos

Tras estudiar arquitectura y ejercer su profesión en España durante más de una década, Oussidhoum regresó a su país en el año 2000 confiando en que el nuevo Rey podría abrir el camino a la transformación de Marruecos.

A día de hoy, con 42 años, todavía sigue en su ciudad natal, Tánger, y cree que algunas de las reformas impulsadas por Mohamed VI, como la Iniciativa Nacional de Desarrollo Humano en 2008, “han hecho sentir a la gente que las cosas se pueden cambiar desde abajo”.

“Y con la irrupción de los constructores españoles los propios ciudadanos empezaron a escribir al Rey para quejarse”.

Gracias a la sociedad civil sólo se construyó un pequeño porcentaje de lo que querían, afortunadamente, porque Marruecos tiene que hacer un desarrollo urbano, pero sostenible, y confío en en que va a ser así en Marruecos y en toda África, y en que va a ser algo liderado por la propia gente”, señala.

Según un estudio de la Unión Africana de arquitectos, el 75 % de África estará urbanizado en 2030; por eso, a juicio de la marroquí, “es importante que los arquitectos de la región no comentan los errores que han cometido los de los países del norte en mala planificación energética y de gestión del agua y los residuos en la edificación“.

No obstante, sí cree que deben de tomar nota “de la excelente planificación estratégica en las ciudades” que existe en muchas zonas de Occidente, “incluida España, con exitosos ejemplos de cómo adaptar barrios antiguos o degradados teniendo en cuenta los factores humanos y medio ambientales”.

Oussidhoum piensa, además, que la punta de lanza “del desarrollo de África no está en las metrópolis sino en las ciudades intermedias, y en las pequeñas y medianas empresas” surgidas de personas de la propia región a medida que vayan avanzando democráticamente.

“Sin democracia no puede hablarse de sostenibilidad de ningún tipo, y a la democracia debe seguirle la iniciativa emprendedora local. África no puede recibir un futuro impuesto por las grandes multinacionales”, dice con firmeza.

En ese sentido considera que “Marruecos está viviendo una fantástica transición tras la Primavera Árabe, hacia una democracia completa”.

Hemos enseñado a la gente que pueden coger su destino entre las manos, y decidir y pensar por ellos mismos, y para mí ese es el principio de la democracia”.

Opina, además, que “el sitio de la mujer” está siendo “puesto en valor” por el Mohamed VI, “quien está introduciendo cada vez más criterios de paridad y dando cada vez más derechos a la mujer”.

Como ejemplo de este “avance” de la mujer en la sociedad marroquí señala que 25 de sus 28 alumnos de arquitectura en Tetuán son mujeres.

Aún así, la arquitecta desea que su país “admire y se inspire de movimientos como el de los indignados en España”, para que, un día, “la gente que ha estado inhibida, se revele cual flor de loto que se abre, y luche por un desarrollo sostenible”. EFEverde




Secciones:            
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies