ENERGÍA NUCLEAR

Areva cede a EDF el control de sus actividades de reactores

  • Pese al proyecto de venta, Areva necesitará una “ampliación de capital significativa” del orden de 7.000 millones de euros para hacer frente a sus necesidades financieras de aquí a 2017

Areva cede a EDF el control de sus actividades de reactores Archivo EFEverde. Nuclear de EDF en Cattenom, al este de Francia. EFE/CHRISTOPHE KARABA

París (EFEverde).- Los grupos franceses Areva y EDF, ambos con capital mayoritariamente público, anunciaron hoy que han alcanzado un "principio de acuerdo" para que la antigua Électricité de France controle las actividades de construcción del especialista en energía nuclear, al borde de la quiebra.

En virtud del convenio firmado, que valora la filial Areva NP en 2.700 millones de euros, EDF integrará el 75 % de las actividades de construcción y servicios de reactores del grupo nuclear por 2.000 millones de euros, señalaron ambos grupos, que coincide con el anuncio de los resultados semestrales de ambas firmas.

No obstante, se trata de un precio “indicativo” que podría ser objeto de “un ajuste” a medida que se aborden los detalles de la operación, precisó el gigante atómico francés en un comunicado.

A pesar del proyecto de venta, Areva necesitará una “ampliación de capital significativa” del orden de 7.000 millones de euros para hacer frente a sus necesidades financieras de aquí a 2017, precisó el grupo, que conservará “como máximo” el 25 % de la filial en cuestión.

EDF controlará entre el 51 y el 75 % de Areva NP, de forma que el resto del capital quedará en manos de la casa matriz y de “socios minoritarios”.

Areva seguirá controlando las actividades de producción de combustible nuclear y de tratamiento del mismo, mientras que EDF se compromete a adquirir este combustible a su nuevo socio.

Los dos grupos acordaron “la creación de una entidad conjunta de concepción, gestión de proyectos y comercialización de los reactores nuevos”, señaló el conglomerado nuclear.

Al frente de la empresa resultante de la fusión, de acuerdo con la cúpula de ambos grupos y con el Gobierno francés, se situará Bernard Fontana, expresidente de la multinacional suiza del cemento Holcim.

La operación deberá concluirse a lo largo del año próximo y puede comportar la reducción de la plantilla de Areva, cuyo capital está al 87 % en manos del Estado francés, propietario también del 85 % de EDF.

Supone el fin del modelo integrado del grupo, que hasta ahora estaba implicado en todo el proceso nuclear, desde la extracción minera hasta la construcción de reactores, pasando por el tratamiento de los desechos nucleares.

En cuanto a los resultados semestrales, Areva publicó pérdidas por valor de 206 millones de euros, frente a los 694 millones de euros de números rojos que registró entre enero y junio de 2014.

Al cierre de ese año fiscal, las pérdidas de Areva fueron de 4.800 millones de euros en total.

Su volumen de negocios alcanzó los 1.930 millones de euros, un 6,3 % más que en el primer semestre del pasado ejercicio, mientras que su resultado operativo fue de 7 millones de euros, tras 243 millones publicados un año antes.

El grupo acumula pedidos por 32.300 millones de euros, por encima de los 32.233 millones anunciados en las mismas fechas de 2014.

Por su parte, EDF anunció un beneficio neto en el primer semestre del año de 2.514 millones de euros, que implica un retroceso del 0,2 % respecto a los 2.518 millones de 2014.

Su facturación, sin embargo, aumentó un 6,3 % para alcanzar los 38.396 millones de euros, y un Ebitda (beneficios operativos antes de amortizaciones e impuestos) de 9.147 millones de euros, un 3,6 % más.

Su presidente, Jean-Bernard Lévy, subrayó que el semestre está “marcado por una buena actividad operativa que se traduce en el nivel de producción nuclear más alto registrado en Francia desde 2011” y confirmó las perspectivas del grupo para el conjunto del ejercicio.

Aspira también a conseguir una tesorería positiva tras el reparto de beneficios en el horizonte de 2018.

En paralelo, EDF continúa expandiendo su presencia en las energías renovables e implantándose en nuevos países, como Brasil y Sudáfrica.

“Conforme a las orientaciones fijadas por el Estado, la naturaleza del nuevo acercamiento entre EDF y Areva pasa por mejorar la eficacia de nuestra cooperación y por aumentar las posibilidades de éxito en los grandes proyectos nucleares internacionales”, concluyó. EFEverde

jaf/ltm




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies