Áreas protegidas y pueblos indígenas, la esperanza de la Amazonía

DÍA AMAZONÍA

Áreas protegidas y pueblos indígenas, la esperanza de la Amazonía boliviana

Áreas protegidas y pueblos indígenas, la esperanza de la Amazonía boliviana Archivo EFE

Yolanda Salazar / La Paz  (EFE).- Las áreas protegidas y las comunidades indígenas en la Amazonía boliviana tienen un rol fundamental para la preservación de la vasta biodiversidad en fauna y flora que alberga el "pulmón del mundo", ahora amenazado por el fuego.

En una entrevista con Efe, el biólogo inglés Robert Wallace de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés) resalta la importancia de los espacios protegidos en Bolivia para preservar el valor incalculable de la biodiversidad del país.

Este reconocido experto señaló que alrededor del 28 por ciento de la Amazonía boliviana “está resguardada dentro de las áreas protegidas”, imprescindibles para mantener temperaturas favorables ante la crisis climática y para la conservación de las miles de especies que viven en ellas.

“Tiene una importancia relevante para la regulación del clima, el desafío ahora es asegurar que en el futuro estos mecanismos se mantengan, ya que son fundamentales para regular el clima”, ha indicado.

Wallace menciona algunas de las áreas protegidas más importantes en la Amazonía boliviana, como el Parque Nacional Madidi, en el norte de La Paz, considerado el espacio protegido con la mayor biodiversidad del mundo.

Según los resultados de una expedición que realizó la WCS durante dos años y medio, el Madidi alberga alrededor de 8880 especies, de las cuales 124 son candidatas a nuevas para la ciencia.

Tambiéndestaca el parque nacional Noel Kempff, en el departamento oriental de Santa Cruz, reconocido como Patrimonio Natural de la Humanidad y que está amenazado por los incendios que comenzaron hace más de un mes en la Chiquitania boliviana.

El biólogo ha hecho hincapié además en la importancia a nivel mundial del humedal de los llanos de Moxos, en el departamento de Beni, considerado como el más grande de la Amazonía.

La Gobernación de Santa Cruz informó este pasado miércoles de que el 41 por ciento de la afectación por los incendios en Bolivia está en áreas protegidas y reiteró su pedido de declarar desastre nacional.

Todas estas áreas protegidas ahora más que nunca deben ser preservadas, advierte Wallace, ya que la Amazonía brasileña sufre incendios forestales desde agosto que han preocupado hasta a presidentes y personalidades de todo el mundo.

Los incendios en Bolivia han arrasado más de un millón de hectáreas de bosques y pastizales, según datos de la Gobernación de Santa Cruz, en la Chiquitania, una zona de transición entre el Chaco y la Amazonía.

Los pueblos indígenas suponen una gran relevancia para continuar siendo los guardianes de los bosques, con territorios indígenas que suponen el 25 por ciento de la Amazonía en Bolivia, para conservar el “pulmón del mundo”, comenta el experto.

“Está comprobado que los pueblos indígenas están haciendo compromisos con la conservación, el mantenimiento de los bosques y su visión de desarrollo que va hacia un uso sostenible de los recursos naturales”, ha recalcado.

Wallace ha manifestado su preocupación por los incendios en Bolivia y Brasil, y recomienda que se deben analizar estrategias para que las áreas afectadas puedan mantener sus fuentes de agua y la vida silvestre.

Además de crear estrategias para que los ciclos de ese sistema no varíen con el cambio climático.

“Con los años se va a tener épocas secas más dramáticas, más intensas, por lo cual el riesgo de fuego aumentará, por eso es importante pensar cómo nos vamos a preparar para eso”, indica.
Bolivia cuenta con el 7 por ciento del total de la Amazonía, el corazón verde del planeta que comparte con Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Guayana, Surinam y la Guayana Francesa.

La Amazonía cuenta con cerca de siete millones de kilómetros cuadrados, de los que Brasil posee el 60 por ciento.

El 15 por ciento de toda el agua dulce del mundo está en la Amazonía, que representa el 50 por ciento del total de los bosques tropicales del planeta, además de que se estima que alberga el 10 por ciento de todas las especies de flora y fauna en el mundo, según el experto.

Wallace es director del programa de Conservación Gran Paisaje Madidi-Tambopata en la WCS, una organización dedicada a la conservación de la vida silvestre y los paisajes naturales.

El biólogo trabaja con una amplia variedad de proyectos comunitarios de manejo de recursos naturales, además coopera en la planificación de la conservación y monitoreo de áreas protegidas en el país.EFE
ysm/lar/icn




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com