CONSEJO AGUA

Aprobados diez planes hidrológicos, con votos en contra de cuatro comunidades

  • Los planes de cuenca del Cantábrico (Oriental y Occidental), que completarán el segundo ciclo de planificación hidrológica competencia del Estado, se abordarán en el próximo Consejo Nacional del Agua, en el plazo de unas semanas, junto a los planes de las cuencas intercomunitarias (de competencia autonómica).

Aprobados diez planes hidrológicos, con votos en contra de cuatro comunidades Embalse de Mediano (Huesca) en la cuenca de Ebro . EFE/Pablo Otín

El Consejo Nacional del Agua ha votado hoy a favor de diez de doce planes hidrológicos, por 76 votos a favor, seis abstenciones y doce en contra, entre estos últimos las comunidades de Castilla-La Mancha, Valencia, Navarra y Cataluña.

Presidido por la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el órgano consultivo ha informado favorablemente de los planes del Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura, Júcar y Ebro.

 

Todos ellos son de competencia estatal, forman parte del segundo ciclo de planificación (2016-2021) y, una vez superada esta fase, se elevarán al Consejo de Ministros para su aprobación antes de acabar el año.

Sometidos previamente a información pública, los planes recibieron también el visto bueno en los Consejos del Agua de cada demarcación, explica en una nota el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los planes de cuenca del Cantábrico (Oriental y Occidental), que completarán el segundo ciclo de planificación hidrológica competencia del Estado, se abordarán en el próximo Consejo Nacional del Agua, en el plazo de unas semanas, junto a los planes de las cuencas intercomunitarias (de competencia autonómica).

Según la ministra Isabel García Tejerina, los nuevos planes de cuenca mejoran la caracterización, identificación y definición de todas las masas de agua; actualizan los inventarios de presiones, usos y demandas y refuerzan la evaluación de los caudales ecológicos e incrementan los caudales mínimos.

La revisión del inventario de zonas protegidas; el refuerzo de los programas de seguimiento de las masas de agua y la incorporación de un estudio sobre la recuperación del coste de los servicios del agua más amplio son otras de las novedades incorporadas.

“Los nuevos planes avanzan hacia esa idea que iniciamos en el primer ciclo de profundizar el equilibrio entre la satisfacción de los objetivos ambientales y la atención de las demandas socioeconómicas, que es sin duda el aspecto más complejo dentro de la planificación hidrológica española”, añade García Tejerina.

Con la aprobación del segundo ciclo de planificación, España concluirá la revisión de los planes hidrológicos antes de acabar 2015, tal y como establece la directiva del agua.

El objetivo no es solo cumplir con el calendario -ha añadido-, sino avanzar en la consecución de los objetivos ambientales que establece la directiva y la legislación nacional y “hacerlo de manera compatible con la satisfacción de las demandas de agua”.

España tenía un retraso acumulado desde 2009 en materia de planificación hidrológica.

Por otro lado, el Consejo Nacional del Agua ha informado favorablemente de los planes de gestión de riesgo de inundación de las mismas diez cuencas hidrográficas (Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura, Júcar y Ebro).

Su contenido se centra en tres pilares: la mejora de la coordinación entre administraciones, el empleo de nuevas tecnologías y la coordinación con la planificación hidrológica y los objetivos medioambientales que marca la directiva del agua.

Los planes de gestión de riesgo de inundación de las cuencas del Cantábrico (Oriental y Occidental), al igual que los planes de gestión de las cuencas de competencia autonómica, se abordarán en el próximo Consejo Nacional del Agua.

En este último capítulo, se han emitido 84 votos a favor, ninguno en contra y cuatro abstenciones.

Asimismo se ha apoyado la propuesta de Real Decreto de modificación del Reglamento de dominio público hidráulico, con el fin de establecer un marco general para la actuación coordinada en la aplicación de los planes hidrológicos y de gestión del riesgo de inundación, y la modificación del real decreto que regula la protección de las aguas subterráneas contra la contaminación y el deterioro para transponer la directiva en la materia.

Por último, el órgano consultivo se ha mostrado de acuerdo con la declaración de varias Reservas Hidrológicas por motivos ambientales, una iniciativa que tienen como finalidad preservar sin alteraciones aquellos tramos de ríos con escasa o nula intervención humana.

Con esta propuesta de acuerdo, se procede a la declaración formal de 135 espacios como reservas naturales fluviales, repartidas en diez demarcaciones hidrográficas de España (Cantábrico Oriental, Cantábrico Occidental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Segura, Júcar y Ebro), con una longitud de 2.670 kilómetros.

En el Consejo Nacional del Agua están representados la Administración General del Estado, las CCAA y ayuntamientos, los organismos de cuenca, las organizaciones profesionales y económicas relacionadas con los distintos usos del agua, las organizaciones sindicales y empresariales y entidades sin ánimo de lucro estatales.




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies