Apadrinar un árbol y capturar carbono en Ecuador, a un click de distancia

CRISIS CLIMÁTICA

Apadrinar un árbol y capturar carbono en Ecuador, a un click de distancia

Apadrinar un árbol y capturar carbono en Ecuador, a un click de distancia Recurso de archivo. EFE/Francisco Guasco

Susana Madera.- EFEverde.- Apadrinar un árbol en Ecuador y convertirse en parte activa de la lucha contra la crisis climática está a tan sólo un click de distancia, con la aplicación Árbola, que busca cómplices en una aventura de reforestación y conservación de la biodiversidad.

Y aunque la concentración mundial de CO2 es tan alta en la atmósfera que el sólo hecho de sembrar árboles ya no es suficiente para luchar contra el daño ambiental, ayudar a reforestar el planeta sigue siendo un imperativo para no ir a peor.

Una causa en las que unos trabajan en grupos pequeños, otros en grandes, pero en la que cada individuo puede contribuir en su propio terreno o apadrinando árboles a miles de kilómetros de distancia gracias a la tecnología.

Los bosques, más que árboles

Michael Moëns, director de Conservación de la Fundación Jocotoco, recordó a EFE que, todos los árboles, a través de la fotosíntesis capturan el carbono que está en la atmósfera.

Por medio de la energía solar, las plantas captan CO2 del aire y, en conjunto con el agua que viene del suelo, lo transforman en materia orgánica, tal como la glucosa, y oxígeno, y de ahí la importancia de reforestar, dijo.

Y para quienes creen que los bosques son sólo árboles, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recuerda que son fundamentales para la seguridad alimentaria y para mejorar los medios de subsistencia.

Ellos albergan biodiversidad y contribuyen a la resiliencia de las comunidades regulando los flujos de agua, suministrando alimentos, refugio, forraje y fibra, generan ingresos y empleo.

Así que, preocupados por la pérdida de árboles a nivel mundial, dos jóvenes ecuatorianos crearon hace dos años la Fundación Árbola para desarrollar una aplicación móvil que permita, desde cualquier parte del mundo, adoptar un árbol y verlo crecer a través de un sistema de georeferencia.

A un click de distancia

Con 6.000 euros ganados en Quito, en un concurso de capital semilla para proyectos sociales y ambientales, Árbola financió el desarrollo de la aplicación en el País Vasco durante siete meses, explicó a EFE Felipe Kohler, secretario general de esa Fundación.

La aplicación se usa desde hace seis meses en un proyecto piloto con la Fundación Jocotoco para que se apadrinen 1.010 árboles en la reserva de Buenaventura, de 2.700 hectáreas en la provincia de El Oro, fronteriza con Perú.

“Hasta ahora se han apadrinado unos 600”, gracias a 150 usuarios de Ecuador, España y Alemania que abrieron su perfil en arbola.app, ingresaron sus datos personales, y escogieron tanto el árbol como el lugar a plantar, de entre las especies y los sitios previamente definidos por Jocotoco.

“Abonaron” el proceso con 8,90 dólares por cada árbol y así, ayudan al medioambiente desde la comodidad de sus hogares en cualquier parte del mundo, desde donde monitorean a su “ahijado”.

De ese dinero, 2,90 dólares se destinan al mantenimiento de la aplicación y los seis restantes se invierten por la Fundación Jocotoco en la siembra de las plantas y su cuidado durante tres años, hasta que el árbol pueda avanzar sin problemas.

“Podemos garantizar que estos árboles nunca se van a cortar porque están dentro de la reserva (Buenaventura), aseguró a EFE René Rivas, director del programa de restauración de Jocotoco, antes de subrayar que se trata de una siembra de varias especies nativas para la conservación y no de una plantación comercial de un solo tipo.

Con doce años de experiencia en reforestación, Rivas explicó que entre las plantas listas para la adopción hay nogales, ficus, guabos, porotillos, guayabas y papayas, y el “padrino” puede escoger la que desee también por su función: unas ayudan a la producción de agua, otras para alimentar aves y unas más como dormideros de aves.

“Cada vez hay más y más estudios que determinan que hay que plantar una cantidad exhuberante de árboles para poder revertir el carbono liberado a la atmósfera por medio de la actividad humana”, dijo Kohler al mencionar un estudio de la ONU que indica que “se deberían plantar mil millones de árboles“.

Añadió que por las características ecosistémicas de Ecuador, los árboles en el país “capturan más carbono”, sobre todo en la Amazonía y el Chocó andino, por lo que al apadrinar un árbol en esta nación se asume una “acción directa” en la lucha contra la crisis climática… y todo a tan solo un click de distancia. EFEverde

Te puede interesar:

Identifican los mecanismos de los árboles para adaptarse a situaciones extremas

 





Secciones: