ANTÁRTIDA LIBRO

La Antártida lanza un mensaje “contundente” en momentos de pandemia

Foto de un casquete de hielo tomada por Carrera en la Antártida.

Laia Mataix Gómez.- EFEverde.- La Antártida lanza “un mensaje contundente y muy oportuno en estos momentos de pandemia global”:  una alerta continua para recordar que “no importa lo lejos que esté, es nuestra casa y, como tal, debemos cuidarla”, ha advertido a Efe el periodista Valentín Carrera a raíz de la publicación de su libro ‘Antártida. Viaje al ecosistema de la aventura polar’ (Ediciones del Viento).

¿Cómo es posible que científicos españoles hayan detectado plomo y mercurio en la sangre de los pingüinos?”, se pregunta este autor, quien a continuación insiste en que “les hemos enviado nuestras pilas y nuestros microplásticos y, de vuelta, desde el continente helado nos empiezan a llegar icebergs más grandes que Mallorca, desprendidos de la banquisa“, lo que le conduce a una reflexión sobre la actual situación de excepcionalidad.

Valentin Carrera en Port Lockroy 2017. Imagen cedida por Valentín Carrera.

Efecto mariposa

En su opinión, “vivimos ahora un estado de alarma puntual y concreto, muy duro y justificado, pero ¿no deberíamos estar hace tiempo todos los países en un estado de alarma permanente?” en referencia al gradual deterioro del medioambiente que, a nivel mundial, es capaz de provocar fenómenos como el hecho de que “el aleteo de una mariposa en Siberia puede producir un tsunami en Oceanía”.

Carrera recuerda al científico alemán Alexander von Humboldt, quien enunció el “efecto mariposa” de modo sencillo -“Todo está relacionado”-, al insistir en que la lejía que echamos en una lavadora “va al río, del río al mar…, y acaba contaminando a miles de kilómetros”.

Continente de paz

Su libro es un homenaje al “único lugar del planeta sin fronteras, sin Estados, sin armas ni ejércitos, sin tarjetas de crédito y sin coches”, un territorio “para la ciencia y la belleza” y “un continente de paz” que tuvo oportunidad de conocer en dos ocasiones -un primer viaje en 1986 y el segundo, treinta años después, en 2016-, sobre el cual ofrece a los lectores un “viaje apasionante” pues todo lo que cuenta está “en el límite de lo increíble”.  

antártida pandemia coronavirus

Ernest Gourdon y Paul Pléneau brindan sobre el hielo el 14 julio de 1904. Imagen cedida por Valentín Carrera.

El texto incluye “varias mininovelas encadenadas”, porque las biografías de exploradores británicos como Ernest Henry Shackleton o Frank Wild “son vidas de novela” y “pensaba que nadie iba a creerse lo que estaba escribiendo” sobre ellos o sobre otros científicos como el sueco Otto Nordenskjöld o el también británico Douglas Mawson, pues son aventuras “tan extraordinarias que superan a las de Poe, Verne y Lovecraft juntas”.

La historia de la exploración polar “ha sido contada muchas veces con tópicos y lugares comunes”, explica Carrera, quien dedica un capítulo completo de su libro a más de doscientos años de aventura en el continente blanco, “pero quienes la han narrado mejor son los propios exploradores” y por eso “incluyo esas fuentes originales”.

Paridad en la carrera polar

antártida pandemia coronavirus

Imagen cedida por Valentín Carrera.

Carrera destaca a las mujeres que han participado en la aventura polar y señala que, en el caso de España, “la paridad antártica es más o menos la misma que en el resto de la sociedad”.

Así, cita como pionera a la científica Josefina Castellví quien, en 1986 compartió viaje con cuatro biólogas y “su convivencia con el entorno machirulo no siempre fue pacífica”, porque “hubo a bordo quien pretendió que alguna de ellas le lavara y planchara la ropa”.

Desde entonces, concluye, “hemos mejorado mucho en igualdad y en actitudes, pero la paridad sigue estando muy lejos”.

El autor cree que el mensaje que lanza la Antártida también va dirigido a “la ONU, las Cumbres del Clima, la diplomacia internacional y los ejércitos”, porque el planeta “está para que lo descubramos, no para que lo destruyamos” y “nos hemos ido alejando de ella, incluso mostrándole conductas hostiles”.

Por ello, concluye, es urgente sustituir la figura de “depredadores” por la de “cooperadores” con la Naturaleza. EFEverde

Te puede interesar:

Valentín Carrera convierte la novela de su aventura polar en un alegato ecologista

La Antártida bajo la lente del impacto humano sobre el continente helado

La Antártida y Groenlandia pierden hielo seis veces más rápido que en los 90

 




Secciones: