Animales de compañía celebran su día grande con bendición de S. Antón

ANIMALES FIESTA

Los animales de compañía celebran su día grande con la bendición de San Antón

Los animales de compañía celebran su día grande con la bendición de San Antón El padre Ángel da la bendición a un animal de compañía en San Antón. EFE/Zipi

Cientos de personas han hecho cola en las inmediaciones de la iglesia de San Antón desde primera hora de la mañana para que sus animales de compañía recibieran la tradicional bendición en la festividad de su patrón.

Poco después de las nueve de la mañana, el padre Ángel ha comenzado a rociar con agua bendita a los más madrugadores en la puerta de la iglesia, en la calle Hortaleza de Madrid, pese a que la ceremonia de bendición como tal tenía previsto comenzar una hora más tarde.

Ese ha sido el caso de Bat, un perro que, según comentaba a Efe su dueña Alejandra, “es como un hermano, uno más de la familia” y que ha participado por primera vez en este rito, como si fuera “un bautizo”.

Animales de cualquier especie

Ataviados con abrigos, en transportines, cajas o incluso dentro de bolsos, poco a poco han ido llegando los protagonistas de este día, en su mayoría perros y gatos, aunque la bendición está abierta a animales de cualquier especie.

Es el caso de las dos tortugas de Rosario, otra vecina de la capital, que son ya habituales pues, en sus tres años de vida, es la tercera vez que acuden con su dueña a recibir la promesa de salud y protección de san Antón.

Otra madrileña, Margot, ha acudido con sus cinco perros, animada por la esperanza de que sus animales “sigan estando muy bien” de salud.
El padre Ángel ha recordado que en esta fecha no sólo se bendice a los animales sino “también a las personas que vienen con ellos: al dueño, al amo, al amigo”.

Aprovechando esta jornada, diversos grupos y organizaciones instalan puestos en las inmediaciones de la iglesia, como en el caso dePersonas de las voluntarias de la Asociación Animal Amigos de los Animales, que fomenta “la tenencia responsable, la adopción frente a la compra y el bienestar animal”, han explicado a Efe.

“Creo que la iglesia está haciendo una buena función en este caso porque ayuda a juntar a todo el mundo, es una manera de unirnos para un bien común”, ha comentado una de estas voluntarias.

Tradición de los “panecillos”

Al mismo tiempo que la de la bendición de los animales, otra cola se ha ido formando en otro de los accesos a la iglesia, donde numerosos fieles han ido a cumplir con la tradición de los “panecillos”.

Delfín, un voluntario de Mensajeros de la Paz que lleva 38 años prestando su ayuda, ha explicado esta costumbre, que consiste en poner una moneda debajo de un pan durante un año “formulando un deseo de salud, trabajo o algo muy fuerte” y volver pasado ese tiempo para ofrecérsela a San Antón. EFE

Te puede interesar:

La música favorita de tu mascota en una “playlist” de 30 canciones

Las mascotas no son juguetes con fecha de caducidad




Secciones: