NATURALEZA ANGELOTES

La ULPGC monitorizará a otros 26 angelotes, especie en peligro de extinción

El proyecto consiste en identificar a los tiburón ángel por sus "lunares" en vez de colocarles marcas artificiales, que les produce estrés. EFE/S. Crespo Franco/ULPGC

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) llevará a cabo la segunda fase del proyecto Acuscuat, que permitirá monitorizar con vehículos autónomos y en aguas profundas otros 26 ejemplares de angelote, un tiburón en peligro crítico de extinción.

Según ha comunicado la ULPGC, en una primera fase se monitorizaron 15 ejemplares, por lo que cuando concluya esta segunda fase se espera superar los 40, lo que supone un aumento significativo de angelotes controlados a través de esta metodología que persigue el estudio de esta especie para su conservación.

Gracias al marcaje acústico, como a la monitorización remota a través de vehículos autónomos, existen grandes expectativas para la obtención de conocimientos novedosos en la materia, ya que el marcaje acústico de tiburones aún se halla en fase de desarrollo.

Además, al ser las aguas canarias principal refugio para el angelote, los resultados de este estudio tendrán repercusión internacional.

El Acusquat II es un proyecto liderado por el Instituto Universitario EcoAqua, de 18 meses de duración, que persigue ampliar horizontes de conocimiento sobre la ecología de esta especie y establecer pautas de orientación que sirvan para compatibilizar su recuperación con el uso turístico de las aguas.

Angelotes, en peligro de extinción

El angelote, cuya denominación científica es Squatina squatina, es una especie que actualmente está en peligro crítico de extinción a nivel mundial y que recientemente ha sido incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Las poblaciones estables de este pez se han reducido de manera exponencial en su distribución geográfica en todo el globo a causa, sobre todo, de la sobrepesca.

Las aguas canarias son consideradas como uno de los últimos bastiones del planeta para su supervivencia, ya que esta especie marina utiliza las bahías resguardadas de las islas como zonas críticas para su reproducción y cría.

El proyecto Acusquat II cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con un presupuesto de casi 87.000 euros, de los que el 64 % (55.641 euros) son aportados por la propia Fundación y el resto por la ULPGC. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com