ANDREA WULF

Andrea Wulf, tras los pasos de Alexander von Humboldt

  • Humboldt es considerado el fundador del pensamiento ecologista actual

Andrea Wulf, tras los pasos de Alexander von Humboldt Foto cedida por el grupo editorial Penguin Random House de la escritora Andrea Wulf. EFE

Por Lourdes Uquillas.- El viaje que el científico alemán  Alexander von Humboldt realizó a América Latina, le "dio una visión global de la naturaleza", ha asegurado la escritora Andrea Wulf que se encuentra en Madrid para la presentación de la biografía "La invención de la naturaleza".

A los quince días de haberse cumplido 247 años del nacimiento de Humboldt, la escritora alemana ha hablado con Efeverde sobre este libro biográfico del científico, botánico e investigador alemán, tras haber recorrido archivos y bibliotecas de todo el mundo que pudieran aportarle nuevos datos, y tras haber viajado por distintos lugares que él recorrió.

La abundante documentación, ha llevado a Wulf a sumergirse durante más de diez años en la biografía de una de las mentes más inquietas del siglo XIX, en la que ha involucrado a toda la familia, padres, hermano, hija y amigos, “no les ha quedado más que meterse en la fiebre de Humboldt, tenían que convivir con él o perderme de vista”, ha sostenido la escritora.

Wulf, nacida en la India pero de nacionalidad alemana, aunque vive en el Reino Unido y escribe en inglés, como ha manifestado, se vio cautivada por la personalidad de Humboldt al escribir “The Brothers Gardeners”, sin embargo, ha reconocido que ese amor por la naturaleza “lo lleva en el ADN“, desde sus vivencias en una pequeña casa que tenían sus padres en el norte de Alemania, “donde no había agua potable ni calefacción en invierno”.

El libro, editado por Penguin Random House, sobre el polímata alemán le ha llevado a ciudades como Berlín y Jena, centro de reunión de los más prestigiosos intelectuales de la época, artistas, filósofos o poetas como Johann Wolfgang von Goethe, hasta el Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Perú, México, entre otros países.

“Humboldt fue un filósofo de la naturaleza” ya que como muchos científicos de su época creía en una “república de las letras, trabajaban juntos, independientemente de su religión o nacionalidad, o si venían de un país en guerra, como un organismo vivo, un conjunto interconectado, un organismo sin fronteras”, ha asegurado Wulf.

Indudablemente “su viaje a América Latina le dio la visión global de la naturaleza, le hizo ver la fuerza de la misma, y eso le permitió ver que plantas que había en el volcán Chimborazo (Ecuador) había en los Pirineos, en los Alpes. Siempre dijo que era importante viajar porque aseguró que no todo se puede aprender de los libros y menos una persona que estudia la naturaleza, hay que sentir la misma”.

Humboldt escribio: “El hombre puede actuar sobre la naturaleza, y apoderarse de sus fuerzas para utilizarlas, solo si comprende sus leyes”. Sin embargo, Wulf cree “que conocemos las fuerzas de la naturaleza, pero las hemos ignorado”.

“A nivel mundial necesitamos que las cosas cambien porque tenemos que darnos cuenta que solo tenemos este planeta, yo no quiero vivir en otro planeta, quiero ver las hojas verdes, los animales de este planeta. Tenemos que sacar a los niños de los ordenadores y que salgan a la naturaleza. Pero no puedo decir qué se debe hacer, solo cuento qué es lo que ya dijo Humboldt hace más de 200 años”.

Íntima relación con el medio ambiente

Defendía que las cuestiones sociales, económicas y políticas están estrechamente relacionadas con los problemas medioambientales, visión que mantiene toda su actualidad, ha sugerido Wulf, entre las reflexiones de su libro.

Fue un “visionario“, y advirtió del “maltrato al que sometemos a nuestro oikos” (equivalente a casa en griego), y creó conceptos como el cambio climático y la deforestación, que pudo observar en las colonias españolas durante su viaje a América Latina, sobre todo en Venezuela, donde la tala indiscriminada de árboles había alterado totalmente la naturaleza del Lago Valencia, dice el libro.

Fundador del movimiento ecologista

Por ello, Humboldt es considerado el fundador del pensamiento ecologista actual, según la escritora, quien ha afirmado que con el libro ha querido recordar a las agrupaciones naturalistas ese “gran padre que tienen olvidado y que era increíble”, y, además, que se vea que “todos los temas que estamos tratando en la actualidad sobre medio ambiente no son nuevos, han estado ahí desde hace mucho tiempo”.

La figura de Humboldt “se debería conocer en los centros escolares, es mucho más importante que otros científicos pero tanto como Darwin”, ha manifestado Wulf, y ha recordado que no en vano Goethe aseguró a un amigo que “pasar unos días con Humboldt, era como haber vivido varios años”.

“Me encantaría” que esta biografía devuelva la importancia que tiene Humboldt en todo el mundo, ha concluido, y “especialmente en el de habla inglesa”, ya que uno de sus mayores logros es haber hecho la ciencia “accesible y popular” porque fomentaba “el libre intercambio de información”, recoge la autora en el libro.

Dentro de tres años se cumplen los 250 años del nacimiento de Humboldt, “sé que en el museo Humboldt Forum habrá una exposición recopilatoria de los dos hermanos Alexander y Wilheim Humboldt, y el Smithsonian, de Washington DC, está planificando una muestra sobre la influencia de Humboldt en América, ha concluido la autora.




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies